Rovira (ERC) aceptaría un acuerdo entre las izquierdas catalanas pero antes del 1-O

 

Rovira (ERC) aceptaría un acuerdo entre las izquierdas catalanas pero antes del 1-O

Contador
Debate A.Gabriel (CUP) M.Rovira (ERC) X.Domènech (Catcomú) y N.Parlon (PSC)
EUROPA PRESS
Publicado 06/07/2017 16:31:50CET

BARCELONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha descartado este jueves una futura coalición de los partidos de la izquierda catalana sin tener en cuenta el referéndum del 1 de octubre, por lo que ha pedido que si hay una coalición entre esas fuerzas debería ser antes de esa fecha: "Hagámoslo ahora"

Lo ha dicho en un debate de la Universitat Progressista d'Estiu a Catalunya en el que también han participado el coordinador general de CatComú, Xavier Domènech, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y Secretaria de cohesión social e integración del PSOE, Núria Parlon, y la diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel.

"No podemos proyectar un Govern de izquierdas sin tener presente la oportunidad que hoy tenemos en nuestras manos", ha sentenciado la líder republicana en respuesta a una pregunta sobre qué pasará entre los partidos de izquierdas después del 1-O

El debate ha abordado las políticas sociales, y Rovira ha criticado a los partidos de izquierdas que "dilatan la agenda social por no abrazar el referéndum" --en referencia a los 'comuns'--, ya que considera que el 1-O dará salida a esas políticas en Cataluña.

Para Domènech, un gobierno de izquierdas no es sólo posible sino que "es necesario", porque cree que hay una mayoría social de izquierdas no representada en las instituciones, pero lamenta que no haya sucedido en el pasado, teniendo en cuenta que la Generalitat está dirigida ahora por ERC y el PDeCAT.

Parlon ha acusado a las formaciones independentistas de supeditar la igualdad a la defensa de la identidad, y ha afirmado que la agenda social quedó truncada con el pacto de estabilidad en el pasado entre el PP y CDC --ahora PDeCAT--, que ahora gobierna con ERC.

Gabriel ha afirmado que querrían un gobierno de izquierdas y que nadie sintiese "vergüenza por ver a los suyos" en las instituciones, y ha afirmado que están dispuestos a crear alianzas con todos aquellos que quieran devolver el poder a la gente, que no tengan como límite ni la Constitución, ni el Estatut, ni los mercados ni la UE, aunque también ha defendido que el 1-O no es sólo identitario sino un elemento democratizador.

Por su parte, Rovira ha defendido que el Estado es cada vez más de derechas, algo que Gabriel ha apuntalado afirmando que no se trata sólo del Gobierno, ya que la magistratura no ha hecho "depuración de franquistas", y Parlón le ha criticado porque considera que no se puede identificar el Estado con la derecha.

Además, ha criticado que se trate de identificar el independentismo con un movimiento exclusivamente de la izquierda: "Hay que separar la idea romántica distorsionada de que el independentismo en bloque sea monolíticamente de izquierda", ha dicho Parlon, y Domènech ha criticado que en Cataluña, en esta legislatura, se están haciendo políticas de derechas, porque hay una mayoría en la Generalitat que no se corresponde con la mayorías social que considera de izquierdas.

Rovira ha defendido que el referéndum del 1-O supone "el cambio contra las élites y el 'statu quo", y considera que los que critican el pacto independentista por ser entre ERC y PDECAT lo hacen como excusa para no reconocer que el referéndum es la herramienta de cambio, según ella.

IDENTIDAD

Domènech ha pedido un debate identitario en Cataluña porque considera que en un momento en que hay un 17% de población inmigrante "se está dando por sentado cuál es la identidad del país".

Gabriel le ha recordado que a CUP considera que están en una etapa de identidad mestiza, y ante el emplazamiento de Domènech, que ha afirmado que Cataluña será de izquierdas o no será y que lo será con los independentistas y con los que no lo son, ha respondido que "ojalá, pero para eso se necesita que las izquierdas no entiendan el referéndum sólo para dirimir la cuestión territorial, sino también como elemento transformador".

ALCALDES EN EL 1-O

Parlón también ha exigido al Govern que asuma la responsabilidad de su proyecto y evite trasladarla a los alcaldes y cargos electos de los ayuntamientos: "Los alcaldes y alcaldesas no serán los responsables de que no se pueda votar".

Desde el Govern ya se anunció de que en caso de que los ayuntamiento no ofrecieran los colegios electorales, la Generalitat habilitaría espacios para que la gente pudiera votar, algo a lo que los alcaldes socialistas no se opondrán, según Parlon.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies