Sánchez crea un Alto Comisionado para la Agenda 2030 de Naciones Unidas y elimina la Oficina Económica de Moncloa

Pedro Sánchez
MONCLOA
Actualizado 19/06/2018 9:36:32 CET


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial del Estado publica este martes una reestructuración de la Presidencia del Gobierno que, entre otras novedades, recoge la incorporación de un Alto Comisionado para la Agenda 2030 de Naciones Unidas, al mismo nivel que el ya anunciado Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, y la desaparición de la Oficina Económica de Moncloa.

En concreto, la Presidencia que dirigirá Sánchez, se articulará en el Gabinete del Presidente del Gobierno, la Secretaría de Estado de Comunicación, la Dirección adjunta del Gabinete del Presidente del Gobierno, la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno, la Secretaría General de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global; y los dos Altos Comisionados mencionados.

Así lo establece el Real Decreto 419/2018, de 18 de junio, por el que se reestructura la Presidencia del Gobierno y que ha sido firmado este lunes por el Rey Felipe IV en la Embajada de España en Washington, dado que el monarca se encuentra de viaje oficial en Estados Unidos.

Según expone, el Alto Comisionado para la Agenda 2030, con rango de Subsecretario, "se encargará de la coordinación de actuaciones para el cumplimiento" de los objetivos de Naciones Unidas de desarrollo sostenible.

Para ello, se le encomienda "realizar el seguimiento de las actuaciones de los órganos competentes de la Administración General del Estado" para el cumplimiento de esas metas, "impulsar la elaboración y desarrollo de los planes y estrategias necesarios" para que España las alcance, "evaluar, verificar y difundir el grado de avance en el cumplimiento de los objetivos".

Asimismo, habrá de colaborar con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en la interlocución internacional de España en materia de implantación global de la Agenda 2030 e "impulsar la elaboración de los sistemas de información y estadística necesarios para acreditar los avances en la consecución de los objetivos" a nivel nacional. Para su apoyo técnico, contará dentro del Gabinete del Presidente del Gobierno con la Oficina del Alto Comisionado cuyo titular tendrá rango de Director General.

Por su parte, el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, dependerá de Sánchez, tendrá rango de subsecretario y se encargará de establecer instrumentos de "planificación y seguimiento de políticas públicas dirigidas a luchar contra la pobreza infantil", así como diseñar sistemas de evaluación del impacto de las distintas decisiones políticas sobre estas áreas y proponer medidas a los ministerios, entre otras.

SEGURIDAD NACIONAL DEPENDERÁ DEL GABINETE DE PRESIDENCIA

En cuanto al Gabinete de la Presidencia del Gobierno, que dirige Iván Redondo, tiene como principal misión asesorar a Pedro Sánchez, y en particular, asistirle "en los asuntos relacionados con la Política Económica" y también "en materia de Seguridad Nacional".

Por ello, dependerán de él, además de la dirección adjunta a la Presidencia del Gobierno, la Secretaría General de Presidencia y la Dirección de Análisis y Estudios, la "Secretaría General de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y
Seguridad Global", de nueva creación, y el Departamento de Seguridad Nacional.

Esta nueva Secretaría General se dedicará especialmente a asesorar al presidente en "toda su actividad internacional" y su responsable será "el enviado especial del Presidente del Gobierno a las reuniones que a ese nivel de enviados especiales tengan lugar tanto en la Unión Europea como en el G-20". Contará con un Departamento de Asuntos Internacionales y de Seguridad Global y otro de Asuntos Europeos y G20.

En cuanto al Departamento de Seguridad Nacional, el Real Decreto lo define como "el órgano de asesoramiento al Presidente del Gobierno" en esta materia. Su labor será mantener y asegurar el adecuado funcionamiento del Centro de Situación del Departamento de Seguridad Nacional para el ejercicio de las funciones de seguimiento y gestión de crisis, así como las comunicaciones especiales de la Presidencia del Gobierno.

ASUNTOS ECONÓMICOS Y ASUNTOS NACIONALES

Es en la Dirección Adjunta al Gabinete del Presidente donde Sánchez ha incardinado el primer organismo específico de asuntos económicos, pues la reestructuración incluye la supresión de la Oficina Económica de La Moncloa. Se trata de un Departamento de Asuntos Económicos que, junto al Departamento de Asuntos Nacionales y la Dirección de Asuntos Institucionales, todas con rango de dirección general, dependerán de esa dirección Adjunta.

Este Departamento de Asuntos Económicos dispondrá de una Unidad de Políticas Macroeconómicas y Financieras y otra de Políticas Socio-Laborales. Mientras, el Departamento de Asuntos Nacionales contará con una Unidad de Educación, Ciencia y Cultura, otra de Sanidad y Políticas Sociales, otra de Justicia e Interior y una última dedicada a Coordinación. Por su parte, la Dirección de Asuntos Institucionales contará con una unidad de coordinación.

UN DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN CON LOS CIUDADANOS

También dependerá directamente del director Adjunto del Gabinete, con nivel orgánico de subdirección general, el "Departamento de Comunicación con los Ciudadanos", al que corresponden, según el BOE, "funciones de gestión y análisis de las comunicaciones que realicen los ciudadanos a través de los canales existentes a tal efecto".

No obstante, la actividad informativa del Gobierno dependerá directamente del presidente bajo dirección de la ministra Portavoz, Isabel Celaà, a través de una Secretaría de Estado de Comunicación que se encargará de determinar y coordinar la política de comunicación institucional, difundir sus informaciones, llevar las relaciones con los medios, asistir al presidente en sus comparecencias públicas o gestionar la comunicación en situaciones de alerta nacional.

En esta Secretaría de Estado residirán la Dirección General de Información Nacional, la Dirección General de Comunicación y la Dirección General de Información Internacional, así como una Unidad de Protocolo informativo, una
Subdirección General de Análisis y Documentación y una Unidad de Publicidad Institucional.

El Real Decreto establece que ninguno de los responsables de estas direcciones generales habrá de ser necesariamente funcionario, por las "características especiales" que ostentan estos nuevos organismos.

Dependerán de la Secretaría de Estado de Comunicación también las oficinas de comunicación de las representaciones consulares de España en el exterior, no así la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Con esta nueva reestructuración, Pedro Sánchez suprime además de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, la Dirección General de la Secretaría Técnica de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos y la Dirección General de Políticas Financieras, Macroeconómicas y Laborales en los que se articulaba la Presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy.

Asimismo, se suprimen la Dirección General de Logística Informativa, la Subdirección General de Información Nacional, la Subdirección General de Información Internacional, el Departamento de Asuntos Internacionales, la Subdirección General de Políticas Sectoriales, la Subdirección General de Asuntos Económicos Europeos e Internacionales, el Departamento de Políticas Sociales y el Departamento de Educación, Ciencia y Cultura.