El secretario de organización del PSC y el alcalde de Sabadell, imputados en una presunta trama de corrupción

 Daniel Fernández
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 21:54:30 CET

- Bustos defiende su gestión "honesta, transparente y dentro de la ley" y la de su equipo y Fernández está tranquilo, ya que "en ningún caso he cometido ningún tipo de delito" - La trama se centraba en la exigencia de constituir, para acceder a adjudicaciones de contratación pública, un depósito previo mínimo de 12.000 euros

MADRID, 27 Nov. (OTR/PRESS) -

Un total de 12 personas han sido detenidas y 26 han sido imputadas, incluidos el diputado Daniel Fernández, el alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y la teniente de alcalde Montserrat Capdevila, en el marco de una operación anticorrupción focalizada en este municipio de Barcelona. Tras su imputación, Bustos ha defendido su gestión "honesta, transparente y dentro de la ley", al igual que la de su equipo. Por su parte, Fernández asegura estar "tranquilo. En ningún caso he cometido ningún tipo de delito".

Según ha informado la Fiscalía en un comunicado, se ha producido la entrada y registro del Ayuntamiento de Sabadell, 41 entradas y registros en empresas y sociedades, así como en 15 domicilios particulares, en el marco de la 'Operación Mercurio' fruto de investigaciones desde 2010, que los Mossos desarrollan bajo la dirección del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell y coordinados por la Fiscalía Anticorrupción.

Las diligencias previas investigan una "trama político-empresarial dentro del Ayuntamiento" en la que han intervenido, junto a diversos empresarios, miembros integrantes del PSC y el exconcejal del Ayuntamiento Jordi Soriano, que militaba entonces en el PP.

Según la Fiscalía Anticorrupción, la trama se centraba en la exigencia de constituir, como 'condición sine qua non' para acceder con ventaja a las adjudicaciones de contratación pública, un depósito previo mínimo de 12.000 euros, cantidad que podría variar en función del presupuesto de la construcción a ofertar.

Ese depósito inicial era destinado a un fondo perdido que finalmente se repartía entre los políticos y funcionarios involucrados en los hechos, así como el "pacto implícito y apalabrado de un 3% en dinero negro" --una vez acabada la obra-- sobre el total del presupuesto final, terminando ese dinero en un despacho de abogados.

Todavía se desconoce si ese dinero era colocado en cuentas legales, si se repartía o se blanqueaba. Los delitos en los que han podido incurrir los integrantes de la trama son prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsificación documental, infidelidad en la custodia de documentos, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos y omisión del deber de impedir delitos o de promover su persecución.

Esta investigación arranca de una denuncia que presentó ICV ante los Mossos d'Esquadra en 2010 por el robo de dos ordenadores con información del partido y de presuntas corruptelas en el Ayuntamiento, que se pusieron en conocimiento de la Fiscalía.

Según han explicado a Europa Press fuentes del partido, tuvieron conocimiento de casos de presunta corrupción urbanística en el consistorio y poco después les robaron los ordenadores donde guardaban dicha documentación, algo que pusieron en conocimiento de la policía catalana cuando se interpuso la denuncia de robo, el 25 de enero de 2010.

La denuncia de 2010, a la que ha tenido acceso Europa Press, presentada por la vicepresidenta, portavoz y concejal de ICV, Carme Garcia, afirmaba que los ladrones habían entrado con llaves y habían abierto la caja fuerte sin causarle daños.

Entre los 26 imputados se encuentra el secretario de organización del PSC, Daniel Fernández. Según han informado fuentes del partido, agentes de la policía catalana han acudido este martes a la sede del PSC de Barcelona en la calle Nicaragua para hacer entrega al socialista del escrito que le acusa.

Tras recibir la notificación oficial por parte de los Mossos d'Esquadra, Fernández ha explicado a los medios de comunicación que "lo confirmo: estoy imputado".

El PSC ha suspendido así a Daniel Fernández de su cargo como secretario de organización del partido después de que haya sido imputado.

Fuentes del partido han confirmado que, tal y como había avanzado en rueda de prensa, Fernández ha puesto sus cargos a disposición del partido una vez los Mossos le han notificado su imputación.

Después de saber su imputación, el secretario de Organización socialista -que todavía es diputado en el Congreso y por lo tanto tiene condición de aforado-- se ha reunido en la sede del PSC en la calle Nicaragua de Barcelona más de una hora con el primer secretario de los socialistas, Pere Navarro, y representantes de la cúpula del partido.

En concreto, Fernández está imputado por un presunto delito de tráfico de influencias a raíz de una conversación telefónica que mantuvo con la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona), Maria Elena Pérez, quien también ha sido imputada este martes, según han informado a Europa Press fuentes del PSC.

La imputación que ha remitido este martes el juez a Fernández no hace referencia a presuntos delitos urbanísticos de la 'Operación Mercurio', aunque este eventual tráfico de influencias se haya destapado en el marco de la investigación, según las citadas fuentes.

EL ALCALDE DE SABADELL DEFIENDE SU GESTIÓN Y LA DE SU EQUIPO

Precisamente el alcalde de Sabadell ha defendido su gestión "honesta, transparente y dentro de la ley" y la de su equipo en el gobierno municipal, y ha informado de que le han denunciado por omisión del deber de perseguir delitos, entre otros.

Tras su imputación, Bustos ha asegurado que si de las diligencias se desprende que alguna persona familiar, cargo electo o de confianza ha cometido irregularidades espera que "le caiga todo el peso de la ley" y ha asegurado que él como máximo responsable del consistorio también actuará.

"Mi conciencia está tan tranquila, que explicaré todo lo que me pidan", ha indicado Bustos, asegurando que es una situación no esperada y desconcertante.

Además, ha asegurado que se dedicará "en cuerpo y alma" a recuperar la honorabilidad del Ayuntamiento, del equipo de gobierno y la suya propia. Ha insistido en una comparecencia en el Ayuntamiento rodeado de su equipo de gobierno, que quiere que quede claro "a la ciudad, Cataluña, la familia y Sabadell que su alcalde ha actuado siempre con honestidad, rigor y transparencia".

Bustos informó de que sus responsabilidades dentro del PSC, en política municipal, están "en suspenso", aunque negó que vaya a abandonar sus responsabilidades institucionales al frente del consistorio y de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) porque es inocente.

Bustos puntualizó que esta decisión es para evitar que se ataque al partido a través de su persona: "No permitiré que se me utilice para atacar al PSC. Se han equivocado".

De hecho, Daniel Fernández ha asegurado que tiene "total confianza" en la actuación del alcalde, quien, según ha explicado, le ha pedido centrarse en su defensa y le ha trasladado su convicción de que el proceso servirá para demostrar su plena inocencia.

Preguntado por si cree que los Mossos y Fiscalía hubieran desplegado una operación de tal magnitud sin pruebas, ha resaltado: "Estos días estamos viendo muchas denuncias sobre políticos que hay mucho alboroto y que después acaban siendo lo que son"; además ha sentenciado que es la obligación de las fuerzas del orden investigar si hay una denuncia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies