Urkullu buscará el consenso para "un nuevo estatus compartido"

Actualizado 22/10/2012 14:15:23 CET

BILBAO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha asegurado que su prioridad es atajar la crisis económica, pero buscará el máximo consenso posible para lograr "un nuevo estatus compartido", sin "división ni exclusión".

Urkullu, que ha asegurado que buscará "la fórmula más adecuada" para liderar el próximo Gobierno vasco, ha afirmado que no se puede eludir "la crisis política" existente en la actualidad, y se ha comprometido a construir el futuro de Euskadi "con el mayor consenso posible" desde la pluralidad, y "evitando procesos de recentralización y reformas unilaterales".

En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en la sede de Sabin Etxea de Bilbao tras conocer los resultados de los comicios que le dan vencedor, Urkullu compareció visiblemente emocionado por el apoyo logrado en esta jornada electoral, para reafirmar, tal como ha prometido en campaña, que buscará "un escenario de acuerdo para la reactivación económica y el empleo, para alcanzar la paz definitiva y la convivencia, y para lograr un nuevo estatus político compartido".

"Este país no va a construirse unos contra otros, desde la división o la exclusión, sino entre todos, para todos y para todas", ha añadido, para asegurar que se reafirma en el compromiso para propiciar y alcanzar" los consensos necesarios con el fin de construir "el futuro con el mayor nivel de consenso posible".

CRISIS POLÍTICA E INSTITUCIONAL

Tras subrayar que lo primero que afrontará será la crisis económica, ha señalado que Euskadi no puede ser ajeno tampoco al entorno social porque "estamos también en una crisis política e institucional en el Estado español y en Europa".

"Obviar o minusvalorar la crisis política e institucional sería generar inestabilidad. Es necesaria la estabilidad y el respeto interinstitucional, garantizando la pluralidad y evitando procesos de recentralización y reformas unilaterales", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que tiene "la mano tendida al diálogo desde el respeto a este pueblo que se ha expresado con absoluta claridad". Además, ha apuntado que Euskadi quiere "participar activamente en la solución de los problemas de Europa", consciente "de lo que es". "Podemos contribuir a generar estabilidad y confianza en una Europa más unida y más fuerte. Creemos en Europa, somos Europa, nuestro futuro es Europa", ha dicho.

Asimismo, ha manifestado que "los resultados obtenidos hoy por el PNV", les emplaza "a buscar el camino, la fórmula más adecuada para liderar el próximo Gobierno vasco". En esta línea, ha asegurado que "predicará con el ejemplo" y se ha mostrado dispuesto "al diálogo y al acuerdo con todos los partidos políticos que tienen representación en el Gobierno vasco".

Por ello, ha instado a todos a trabajar desde este mismo lunes para "sacar Euskadi adelante, una Euskadi con capital humano, con cohesión social y territorial". "Euskadi tiene futuro, Euskadi va a salir adelante y con Euskadi salimos adelante todos lo que vivimos aquí", ha afirmado entre aplausos de todos los miembros del EBB y cargos institucionales del PNV, a los que ha agradecido su trabajo, así como a aquellas personas, militantes y simpatizantes que "han creído y trabajado" por la formación jeltzale durante los últimos años.

"Mañana es día de trabajo. Mañana hay que volver a trabajar. Hay muchas personas que lo están pasando mal. Las alegrías que podamos transmitir hoy, esas personas las ven con la lejanía de quien tiene hipotecado su futuro, tienen miedo por su futuro y el de su familia", ha indicado.

JORNADA DEMOCRÁTICA PLENA

El líder jeltzale ha destacado que estos comicios autonómicos vascos que se ha desarrollado "en plenas condiciones democráticas, con la ausencia de la violencia de ETA y la plena participación de todas las sensibilidades políticas".

Por ello, ha señalado que se ha tratado de una "jornada democrática plena" en la que "los resultados son el reflejo de lo que ha decidido y querido decir la ciudadanía de Euskadi, que se ha expresado con total libertad, como se hace en las democracias: votando, acudiendo a las urnas y exigiendo a sus representantes políticos en el Parlamento".

"Ahora nos toca a los partidos políticos y a los representantes de la ciudadanía materializar los resultados en un proyecto de futuro para Euskadi", ha indicado. En este contexto, ha aseverado que Euskadi "empieza un nuevo tiempo" porque Euskadi "está en un momento especialmente importante para su futuro".

Iñigo Urkullu ha destacado que "este país es más grande que cualquier partido y más rico que cualquier ideología". "Euskadi es plural", ha indicado.

PAZ Y CONVIVENCIA

A su juicio, también es "una constatación" que la ciudadanía vasca exige "acuerdos amplios, plurales y estables". "Hoy, como ayer y como mañana, estamos inmersos en la crisis económica y el desempleo, en el aumento de la pobreza y los problemas financieros de las administraciones. Hoy, como ayer y como mañana, estamos ante el ineludible reto de construir la paz definitiva y reconstruir la convivencia en Euskadi", ha aseverado.

Asimismo, ha manifestado que también existe "el reto de construir un proyecto político compartido". "Me reafirmo en la necesidad de alcanzar esos acuerdo, me comprometo a propiciarlos, a trabajar para alcanzarlos. Los partidos políticos, el propio Parlamento y las instituciones vascas tenemos la primera responsabilidad de construir el futuro con el mayor consenso posible", ha subrayado.

No obstante, ha apuntado que el futuro de Euskadi "no sólo requiere de partidos y parlamento, sino de toda la sociedad vasca, de todos los agentes sociales y económicos, de una implicación colectiva por el futuro de Euskadi". "Corresponde también al conjunto de la sociedad vasca comprometerse y colaborar para construir una sociedad próspera, equilibrada, solidaria, justa y con futuro", ha indicado.

En su opinión, "el acto de votar es un acto de solidaridad y compromiso". "Entre todos debemos extender esa responsabilidad y compromiso para construir este país día a día. Ésta es mi declaración de intenciones, mi convencimiento expresado durante los últimos meses y, hoy, tras escuchar a la sociedad vasca, asumo como compromiso afrontar la grave situación de crisis económica. Va a ser prioritario la próxima legislatura y nos exige tener los pies en el suelo", ha concluido.

Después de comparecer ante los medios de comunicación, acompañado de dirigentes y cargos institucionales de su partido, ha subido al hall de Sabin Etxea para saludar a afiliados y simpatizantes, que le esperaban desde la ocho de la tarde con gritos de "ari, ari, ari, Urkullu lehendakari". Durante su discurso, se han podido escuchar reivindicaciones a favor de la independencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies