Las víctimas denuncian la existencia de 314 asesinatos de ETA sin resolver

Presidenta De La FVT, Maite Pagazartundúa
EUROPA PRESS
Actualizado 27/12/2011 14:07:09 CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), Maite Pagazaurtundúa, ha presentado este martes un estudio en el que se denuncia la existencia de 314 asesinatos de ETA sobre los que "a día de hoy no se ha celebrado un juicio en el que se haya determinado un autor material por parte de la Justicia española", lo que supone más de un 40 por ciento de las acciones mortales perpetradas por la banda terrorista sin esclarecer.

"Más de un 40 por ciento de asesinatos han salido gratis para sus autores y para ETA. Las personas que aparecen hablando de flexibilidad para los presos deben preguntarse si quiere que asumamos más impunidad y si no les da asco pensar en un porcentaje mayor de impunidad. Es para nosotros terrible, es echar sal a las heridas, ver que ex presos de ETA se reúnen para reivindicar su pasado es un delirio, que se sientan orgullosos. Que se reúnan y envíen los datos que nos faltan", ha dicho Pagazaurtundúa.

Según este estudio, basado en los datos facilitados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, de los 314 casos sin resolver hay 53 sobre los que directamente "no existen antecedentes documentales y la Fiscalía ya ha solicitado a la Policía y Guardia Civil que aporte los casos de los que dispongan".

También hay 66 asesinatos sobre los que se ha dictado sobreseimientos provisionales por desconocimiento de sus autores y hay 118 prescritos y 9 a punto de prescribir en los próximos meses. Pagazaurtundúa ha hecho esta presentación frente al denominado 'Muro de la Memoria' en el que se pueden leer los nombres de los cientos de asesinados cuyos asesinatos no han sido esclarecidos.

En la presentación de este estudio ha estado acompañada por la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, y el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero y otros representantes de víctimas como Antonio Recio (Covite).