CCOO plantea una escuela feminista: más filosofas, nombres de mujer para los centros y fútbol fuera de los recreos

Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 14/03/2018 15:44:12 CET

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Federación de Enseñanza de CCOO ha publicado en su web una serie de recomendaciones para hacer de la escuela "un espacio feminista", entre las que destaca el estudio del mismo número de filósofas que de filósofos en el currículo escolar, cambiar el nombre del centro educativo por el de una mujer representativa del movimiento feminista o hacer del patio un "espacio amigable" en el que el fútbol sea desplazado por otros juegos más "inclusivos".

Bajo el título 'Ideas para una escuela con perspectiva de género: Haciendo de la escuela un espacio feminista', este sindicato reproduce algunas de las propuestas realizadas en su revista TE por la profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, Melani Penna, y la artista y educadora Year Moreno, aunque descafeinadas, según ha adelantado 'El Mundo'.

"Creemos en el potencial revolucionario de la escuela, en su poder de transformación y subversión. En unas pedagogías radicales, feministas, 'queer', que vuelvan la escuela un lugar extraño, alejado de la normalidad en la que está inmersa", señalan las autoras de este 'Breve decálogo de ideas para una escuela feminista'.

NERUDA, REVERTE O MARÍA, "MISÓGINOS"

Penna y Moreno plantean eliminar libros de "autores machistas y misóginos, como Pablo Neruda, Arturo Pérez Reverte y Javier Marías" o tratar la "faceta misógina" de Rousseau, Kant o Nietzsche.

También proponen usar el género neutro con la 'e', como por ejemplo 'todes' para referirse a 'todos y todas', feminizar la Historia del Arte o cambiar el currículum de Ciencias para "hablar de ellas"; no separar los baños; "desheterosexualizar" la escuela; una asignatura específica de educación sexual, y "prohibir" el fútbol en el recreo.

En base a este artículo, la Federación de Enseñanza de CCOO ha publicado su propio decálogo para que el centro educativo sea "un espacio feminista", pero sin señalar con nombres y apellidos, por ejemplo, a los escritores que la profesora de la Complutense y la educadora tachan de "machistas y misóginos". "Puedes exponercómo hay autores que hicieron mucho en un contexto concreto peroque flaqueaban en su visión de las mujeres", señala el texto del sindicato al respecto.

CCOO SE DESVINCULA DE LOS ASPECTOS "POLÉMICOS"

Sobre este cambio de versión, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García, se ha desvinculado del artículo y ha indicado que este sindicato "no se hace responsable de las ideas que publican otros autores, como ocurre en el cualquier otra revista".

Así, ha subrayado que esta organización no comparte las "aristas" o los aspectos más controvertidos del texto de Penna y Moreno y que ha tomado algunas de sus ideas para "como propuesta de debate" en los centros educativos.

"Las cuestiones más polémicas no están recogidas en la propuesta que mandamos a los centros. CCOO quiere lanzar un mensaje en positivo y creemos que estaría bien que, a la hora de abordar la Historia de la Filosofía o la Historia se dé más importancia que ahora a las mujeres, en la medida de lo posible, pero en ningún caso eliminar autores", ha aseverado.

A su juicio, "todo tiene su contexto" y considera que proyectar sobre el pasado categorías conceptuales del presente, "induce a error". "No se puede entender el mundo actual sin Rousseau", ha afirmado García, que se opone a "censurar" a filósofos o literatos por no compartir sus ideas políticas.

LA OTRA VERSIÓN DEL DECÁLOGO FEMINISTA

Así, el sindicato plantea un programa básico de formación del profesorado en feminismo y sexualidad; emplear en el centro un lenguaje no machista, usando el femenino y el neutro; incluir, al menos, la misma cantidad de libros escritos por mujeres que por hombres en el currículum de Lengua y Literatura o el estudio de filósofas que de filósofos; los baños como "espacios comunes" para chicos y chicas; eliminar la asignatura de Religión, "porque una escuela feminista es una necesariamente laica", o acabar con los códigos de vestimenta.

También señala la necesidad de prohibir las "canciones machistas" en la banda musical del centro educativo y emplear música feminista; cambiar los nombres de los centros educativos y sustituirlos por mujeres representativas del movimiento feminista o por elementos de la naturaleza; hacer una biblioteca feminista, o no "inducir" a la elección de juguetes, juegos o actividades que "perpetúen los modelos tradicionales de feminidad y masculinidad".

En cuanto al recreo, CCOO no plantea la eliminación del fútbol, pero si señala que es "excluyente" y ocupa casi todo el espacio físico del patio del colegio. "El ocio es un momento muy importante para el alumnado y la gestión que se hace de él no deja de ser reflejo del sistema capitalista, consumista y capacitista en el que nos encontramos", subraya el sindicato, que reproduce la pregunta de las autoras del artículo de su revista: "¿Por qué pistas de fútbol y no pistas de baile?".

Por su parte, el secretario general de FECCOO-Exterior, Pedro Corral, se ha referido a las propuestas realizadas en la revista TE por la profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, Melani Penna, y la artista y educadora Year Moreno. "No es una opinión del sindicato, por lo menos, en su totalidad", ha defendido.

En declaraciones a los medios, al término de una rueda de prensa en Madrid, el secretario general de FECCOO-Exterior ha defendido que "se trata de un artículo con nombres y apellidos de dos mujeres, aunque se ha publicado en una revista del sindicato". "Este decálogo no es el decálogo de Comisiones, sino de dos autoras feministas que colaboran con el sindicato", ha remachado Corral, para después añadir que CC.OO. también tiene una propuesta co-educativa, "pero no es esa, es una más amplia, más moderada, más integradora".