Desaparece el último oso residente en el pirineo aragonés y navarro

 

Desaparece el último oso residente en el pirineo aragonés y navarro

Actualizado 06/10/2010 21:20:23 CET

ZARAGOZA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha alertado de la desaparición de Camille, el último oso con presencia permanente en el Pirineo aragonés y navarro. Se trata del último ejemplar de oso pardo pirenaico (Ursus arctos) que vivía de forma permanente en el Pirineo y, según afirman, "no se tiene ninguna pista ni rastro de que siga con vida".

En un comunicado, señalan que "el último indicio que se tuvo de este ejemplar fue una foto realizada por las cámaras de seguimiento el 5 de febrero de este año y desde entonces no se ha vuelto a encontrar ninguna pista y no ha habido ningún ataque, lo que casi certifica la muerte del mismo", afirman, para lamentar que estos hechos "confirman el más negro de los presagios, largamente anunciado por las diferentes asociaciones ecologistas de ambos lados de los Pirineos".

Según Ecologistas en Acción, a esta situación "se ha llegado por la contumaz negligencia de las administraciones navarra y aragonesa, la primera con un obsoleto Plan de Recuperación de la especie en el que se contemplan medidas inadecuadas para su conservación, y la aragonesa por una inexplicable desidia y un incumplimiento en la elaboración de un Plan de Recuperación de la Especie".

De hecho, consideran "inexplicable" las razones ofrecidas por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón a finales del mes de septiembre asegurando "haber gastado más de cuatro millones de euros en la conservación del oso, lo que evidencia su fallida política para la conservación de la especie y que el dinero invertido ha sido en subvenciones sin finalidad específica de conservación", critican.

La asociación ecologista apunta que "la única forma de revertir la desgraciada situación actual y recuperar el territorio para que siga siendo zona osera, es el reforzamiento de la especie por medio de dos hembras, una en el lado francés (compromiso adquirido por la administración gala) y otra en el lado español, que actuarían de reclamo para la recolonización de la zona por esta especie".

"En los valles occidentales aún tenemos un hábitat adecuado para la conservación del oso, depende de las Consejerías de Medio Ambiente aragonesa y navarra recuperar la especie o que se pierda para siempre", concluyen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies