El Gobierno aprueba este viernes medidas adicionales para ahorrar energía en plena escalada del crudo

Actualizado 04/03/2011 8:19:55 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar en su reunión de este viernes un plan del Ministerio de Industria con medidas adicionales para ahorrar energía y suavizar de esta forma los efectos de la escalada del crudo provocada por la crisis en el Norte de África y en Oriente Próximo.

Estas medidas se aprueban después de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, haya mantenido reuniones durante la semana con representantes de ayuntamientos y comunidades autónomas, y complementan las de carácter "inmediato" anunciadas el pasado viernes por el Gobierno.

El pasado viernes el Ejecutivo acordó recortar de 120 a 110 kilómetros por hora la velocidad máxima en carreteras, rebajar un 5% las tarifas de billetes y abonos de trenes de media y corta distancia y elevar al 7% el porcentaje de biodiésel.

En aquel momento, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, indicó que cada subida en 10 dólares del barril de crudo tiene un coste de 6.000 millones para la factura energética y que la crisis Libia, si bien no está afectando al suministro, sí repercute sobre el precio de la energía.

En los encuentros de esta semana entre Industria y las administraciones se han abordado medidas como un plan 'renove' para neumáticos, la sustitución por parte de empresas de servicios energéticos de todas las bombillas de instalaciones públicas o el uso compartido de coches oficiales entre distintos departamentos administrativos.

En concreto, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, acordó con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, aplicar las dos segundas medidas, así como otra más a largo plazo que consiste en "descentralizar" los edificios administrativos para llevarlos a las afueras.

Sebastián y Castro no coincidieron en la necesidad de aplicar otras iniciativas como el pago de una tasa a los vehículos por entrar en el centro de las ciudades, la alternancia entre matrículas pares e impares o la rebaja en las tarifas de metro y autobús.

Para los municipios, estas rebajas en las tarifas solo se aplicarán si antes hay éxito en las medidas de concienciación y los ciudadanos se decantan de forma masiva por el transporte público.

En los encuentros con las comunidades autónomas, las partes acordaron un plan para renovar 240.000 neumáticos, e Industria presentó 16 medidas en áreas como los edificios públicos, el alumbrado y la movilidad. Entre ellas figura la de apagar antes las luces de estos edificios.