WWF considera que la nueva ley forestal de Brasil, que podría aprobarse mañana, es un golpe mortal para el Amazonas

Actualizado 05/12/2011 20:21:13 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONG internacional WWF ha señalado que la nueva ley forestal de Brasil, que podría aprobarse mañana en el señado del país sudamericano, es un "golpe mortal para el Amazonas" y supondría "un enorme paso atrás en la protección de los bosques de Brasil, con gravísimas consecuencias para el clima", puesto que "reduciría drásticamente las áreas de protección y permitiría que las zonas deforestadas de manera ilegal no fueran restauradas".

Además, según ha denunciado esta organización, esta nueva ley "abriría la puerta a la agricultura y ganadería a gran escala, principales causas de la destrucción de bosques tropicales en la región". El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha señalado que "es algo completamente inaceptable", aunque concluye que "todavía hay tiempo para evitar la puesta en marcha de la nueva ley, ya que en caso de aprobarse en el Senado, la ley volverá al Parlamento para ser ratificada".

"En ese tiempo la comunidad internacional tiene que movilizarse para impedir que la región amazónica vuelva a caer en las destructivas manos de quienes ya han provocado la deforestación a gran escala más grave de la historia", ha sentenciado.

WWF advierte de que aunque durante los últimos años y gracias a la presión internacional, al trabajo de las ONG y las medidas adoptadas por el gobierno de Brasil, se había conseguido frenar la tasa de deforestación en el Amazonas --de casi 30.000 hectáreas en 1995 a unas 6.500 en 2010--, "una amenaza sin precedentes planea ahora sobre una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta".

Asimismo, han denunciado que esta nueva Ley Forestal impedirá el cumplimiento del compromiso de reducción de emisiones adquirido por Brasil en la pasada cumbre de Copenhague y tendrá sin duda un impacto en las actuales negociaciones de Durban. Asimismo, alerta de que en caso de aplicarse la nueva ley forestal de Brasil, "79 millones de hectáreas podrían acabar siendo deforestadas".

Para tratar de parar esta nueva ley, la red mundial de WWF lanzará una campaña 'online' para exigir a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que vete la aprobación de la nueva ley o, en su caso, elimine del nuevo texto aquellas enmiendas que puedan suponer una amenaza a la integridad de la Amazonía.