La cristiana condenada a muerte Asia Bibi pide ayuda desde su celda de Pakistán en un libro ya a la venta en España

 

La cristiana condenada a muerte Asia Bibi pide ayuda desde su celda de Pakistán en un libro ya a la venta en España

Actualizado 25/02/2012 12:13:19 CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La cristiana condenada a la pena capital por ahorcamiento en Pakistán Asia Bibi, madre de cinco hijos, pide ayuda a todo el mundo y grita su inocencia en el libro 'Sacadme de aquí' (Libros Libres), traducción del original 'Blasphème!', escrito por la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet junto a Asia Bibi y que este mes de febrero se publica en España.

"No soy sino una mujer más en el océano de mujeres de este mundo, pero creo humildemente que mi calvario es reflejo de tantos otros. Me gustaría que los ojos de mis verdugos se abrieran, que la situación de mi país cambiara", explica Bibi en el libro, al tiempo que pide que se cuente su historia porque es "la única oportunidad" que tiene para no morir. "¡Les necesito! ¡Sálvenme!", exclama.

La vida de Asia Bibi cambió radicalmente un domingo 14 de junio de 2009 cuando se dirigía a trabajar en una cosecha por la que ganaría 250 rupias con las que podría cocinar tortas para su humilde familia durante una semana. "Lejos estaba yo de imaginar hasta qué punto tal domingo iba a cambiar mi vida para siempre", cuenta.

Era un día de mucho calor. Unas quince mujeres trabajaban en el campo cuando ella llegó. La temperatura superaba los 45 grados y sus manos estaban despellejadas. Como chorreaba de sudor y se sentía agotada decidió acercarse a los pozos y beber tres veces de un vaso metálico que había en el borde. Cuando disponía a pasar el vaso a otra mujer, otra exclamó que no podía beber de ese agua por ser 'haram', es decir, "impura".

Asia Bibi explica que la mujer empezó a decir que ella, cristiana, había mancillado el agua del pozo bebiendo de sus vasos y reintroduciéndolo en el pozo varias veces. Entonces, Asia decidió "por una vez" defenderse y dijo: "Me da la impresión de que Jesús tendría un punto de vista diferente al de Mahoma sobre la cuestión". ¿Cómo te atreves a hablar por boca del profeta, bestia inmunda?, le contestaron las otras, según cuenta Bibi. Después de esto, afirma que la escupieron, empujaron y tiraron al suelo gritándole "puta" y "sucia" y que huyó a su casa.

Asia Bibi asegura que su familia siempre ha respetado la religión musulmana. "En Pakistán, cuando se es cristiano, se siente uno un poco huérfano en su propio país. Aunque el Gobierno nos reconoce los mismos derechos, la sociedad no siempre nos acepta", apunta.

"No he matado jamás, jamás he robado. Pero para la justicia de mi país, lo que he hecho es mucho peor: soy una blasfema. El crimen de los crímenes, el ultraje supremo", asegura, al tiempo que aclara que ni siquiera ha blasfemado "jamás". "Quiero decir al mundo entero que yo respeto al Profeta. Soy cristiana, creo en mi Dios, pero cada uno debe ser libre para creer en quien desee", afirma.

CONDENA

Días después, en otra cosecha, se agolpó una multitud insultándola y gritando 'muerte a la cristiana', según indica, que la llevó a la aldea donde el imán del pueblo le explicó que al atacar al Profeta sólo le quedaba la conversión o la muerte. Pero ella no quería cambiar de religión y afirma que la muchedumbre se abalanzó sobre ella dándole bastonazos y lanzándole escupitajos, hasta que llegaron unos policías para llevarla a su despacho. Allí ella reiteró su inocencia pero la metieron en un furgón hasta la prisión de Sheikhupura, celda en la que sigue viviendo hoy en día.

El 8 de noviembre de 2010, el tribunal la condenó a muerte por ahorcamiento y a una multa de 300.000 rupias. Asia Bibi recuerda que estaba sola y que no pudo compartir su pena con nadie, así que lloró en su soledad. Además, explica que, al salir, la lanzaron a la furgoneta "como a una bolsa de basura" y la encadenaron al banco. "Intento encontrar con los ojos un hueco en el furgón. Sé que en ese momento Asiq no está muy lejos, pero no le veo", recuerda en el libro.

Bibi asegura, que las lágrimas no le abandonan y le dicen que no ha claudicado totalmente, que es "inocente" y le hablan de la "injusticia" que se ha cometido contra ella. Pero, en cualquier caso, lo que más le duele es que le han quitado el derecho a ver a sus cinco hijos. "No poder tocarles, no poder sentirles. Daría todo lo que poseo por un instante con ellos", remarca.

LEY CONTRA LA BLASFEMIA

"Estoy indignada por esta ley de blasfemia (...) que desde hace ya demasiado tiempo manda a demasiados inocentes a prisión", apunta. Además, se pregunta por qué los políticos hacen la vista gorda, excepto el gobernador del Pendjab, Salman Tasser, y el ministro cristiano de las Minorías, Shahbaz Bhatti, que tuvieron el "coraje" de apoyarla públicamente, algo que les costó su muerte.

Ahora, Asia Bibi tiene que volver ante la justicia, en la que no confía, para presentar un recurso contra su condena a muerte para ser juzgada de nuevo por la Alta Corte de Lahore, pero sabe que, en caso de ser absuelta, y si "por un milagro" no la matan en su celda antes de ser juzgada, será asesinada de todas maneras. Por ello, dice que necesitaría que otro país la adopte.

"Tengo un miedo punzante desde el asesinato del ministro. Espero ese momento en el que Dios me acogerá como se espera un oasis en medio del desierto. Estoy agotada (...). La única cosa que me permite seguir todavía de pie, a pesar de todas las privaciones, las vejaciones y esta angustia que no me abandona es la certeza de la inocencia. La certeza de la injusticia que se ha cometido conmigo", señala, al tiempo que añade que quizá su vida pueda tener un "impacto" en la vida de su país.

El 17 de noviembre de 2010, el Papa Benedicto XVI pidió la libertad de Asia Bibi. "En estos días, la comunidad internacional sigue con gran preocupación la difícil situación de los cristianos en Pakistán, que suelen ser víctimas de la violencia o la discriminación. Hoy expreso de forma particular mi cercanía espiritual a la señora Asia Bibi y a sus familiares, al tiempo que pido que, lo antes posible, se le devuelva la plena libertad", subrayó.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies