La Guardia Civil localiza en Llíber (Alicante) el mayor cultivo ilegal de cannabis de Europa

Imagen De Uno De Los Cultivos Localizados En Llíber
GUARDIA CIVIL
Actualizado 03/07/2012 16:05:58 CET

ALICANTE, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil han detenido a dos hombres como presuntos responsables de un cultivo con 10.000 plantas de cannabis repartidos en 16 invernaderos en el municipio de Llíber (Alicante), que constituyen la mayor plantación ilegal localizada en Europa, según ha informado en un comunicado la Comandancia de Alicante.

Las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de que el inquilino de una finca de Llíber que había sido alquilada y poseía una extensión importante de terreno y un chalet de lujo, había solicitado licencia para la instalación de invernaderos dedicados al cultivo de hortalizas, autorización que había sido denegada por el Ayuntamiento.

Efectuadas las investigaciones oportunas, la Guardia Civil pudo descubrir que los invernaderos eran dedicados al cultivo de marihuana, y bajo la dirección del fiscal Antidrogas de Alicante y del titular del juzgado de instrucción número 1 de Denia(Alicante), el pasado jueves detuvo a dos hombres que estaban a cargo del cultivo y procedió a desmantelar la plantación.

En el operativo participaron además responsables del Área de Sanidad y personal contratado por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), para el recuento y transporte de las plantas intervenidas.

SISTEMA DE ABSORCIÓN DE OLORES

La plantación contaba con 16 invernaderos de 3,5 metros de altura, distribuidos en tres bancales, con una extensión cultivada de 574 metros cuadrados, y dotado de "sofisticados" sistemas de riego por goteo y aparatos para absorber y transformar el fuerte olor que desprendía el cultivo, dificultando así su localización. Además, cada planta estaba sembrada de forma individual en un saco con sustratos especiales para acelerar el crecimiento.

En la operación, los agentes también se han intervenido de 43 kilos de marihuana envasada al vacío y preparada en paquetes de medio kilo para su distribución, así como una furgoneta matrícula inglesa equipada con dobles fondos para el transporte de la droga, posiblemente a países del norte de Europa, como Holanda y Bélgica.

La inspección "minuciosa" de la propiedad además ha permitido la intervención de terminales de telefonía móvil, soportes informáticos y documentación de relevancia para la investigación, que tras su análisis podría llevar a la detención de otras personas relacionadas con este cultivo ilegal.

Los detenidos son un joven de 18 años, identificado como V.J.M.Z., de nacionalidad española, y B.A.H., británico de 45 años, a los que se les imputa la presunta comisión de un delito contra la salud por cultivo y tráfico de drogas por los que ya han pasado a disposición judicial, cuya autoridad decretó el ingreso en prisión del ciudadano inglés.