El alcalde dice que no tiene "confianza al 100%" en Cazorla, aunque espera "unión" para "mejorar la ciudad"

Publicado 20/06/2015 11:09:28CET
EUROPA PRESS/ARCHIVO

Rodríguez-Comendador sobre la postura de C's: "No hemos querido mirar atrás y hablamos para ir hacia delante"

ALMERÍA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), ha asegurado que espera que haya en los próximos cuatro años de gobierno en la capital "muchos más puntos de encuentro que de desencuentro" con los miembros de la oposición --PSOE, C's e IULV-CA-- ya que "todos" los portavoces del resto de grupos "tienen el mismo interés" que él por la ciudad, si bien ha señalado que, con respecto al líder de C's, Miguel Cazorla, "la confianza al cien por cien no la tengo".

"Yo fiarme absolutamente, no me fío nada más que de mí, eso está más claro que el agua, pero en la vida y en la política puede pasar de todo", ha manifestado el regidor, quien pese a todo está seguro de que, bajo la nueva configuración municipal, todos los grupos van a estar "unidos" por el proyecto de "mejorar la ciudad".

En una entrevista concedida a Europa Press después de su primera semana de mandato tras la investidura, en la que se hizo con la Alcaldía después de que la formación naranja retirara esa misma mañana su apoyo al PSOE y se abstuviera en las votaciones, Rodríguez-Comendador ha analizado cómo fueron las horas previas al pleno para constituir el Ayuntamiento, en las que además de recoger sus pertenencias, también se realizaron llamadas a altos niveles dentro del partido y con C's.

"Hicimos los contactos que teníamos que hacer porque no entendíamos por qué C's en Almería, en donde el PP fue la segunda ciudad más votada con más del 40 por ciento del voto ciudadano, nos iba a quitar de enmedio", ha apuntado el alcalde, quien llegó a exponer personalmente esta cuestión al presidente de su partido, Mariano Rajoy. "Hablé con todo el mundo y nadie lo entendía", ha apostillado.

No obstante, aunque ha tachado de "flojas" y de "faltas de solidez" las razones que dio Cazorla para apoyar a los socialistas dado que se basaron en los "posibles casos de corrupción" del PP en la capital, el regidor ha aclarado que ninguno de los dos ha abordado esta cuestión tras la investidura. "No hemos querido mirar atrás y hablamos para ir hacia delante", ha señalado.

De esta manera, ha incidido en que en su gobierno "no hay ni un imputado" y en que se encuentra "absolutamente tranquilo" en relación a la denuncia impulsada por los socialistas ante un posible fraude en el voto por correo así como con la investigación judicial en torno a la adjudicación del proyecto y obras del Mesón Gitano, por lo que mantiene su impresión en torno a que la primera decisión de Cazorla, antes de ser "desautorizado", se debió a cuestiones "más personales que políticas".

En cualquier caso, ha creído "lógico y legítimo" el intento de los líderes de PSOE e IU, que vieron como "podían alcanzar la Alcaldía sin ganar las elecciones" al tiempo que ha destacado la "disciplina de partido" seguida por el dirigente de C's al cambiar el sentido de su voto, pese a que ello diera lugar una situación "kafkiana" en el pleno de investidura, que, por otra parte, según ha dicho, no fue de su gusto por los "insultos" de parte de los espectadores en un ambiente "difícil" y de "tensión".

PROYECTOS "DE CONSENSO"

"Los almerienses nos han votado en estas circunstancias para tener capacidad de diálogo y para que sea mucho más lo que nos una que lo que nos separe" ha explicado al mostrarse "convencido" de que "va a haber proyectos de consenso" durante esta corporación en la que se necesitará sumar las fuerzas de al menos dos partidos para sacar adelante las cuestiones de mayor relevancia.

Así, este lunes el Consistorio afronta su primera junta de gobierno con presencia de los portavoces de la oposición quienes, junto con el resto de sus grupos, participarán posteriormente en un pleno donde se configurarán los grupos a través de sus competencias, comisiones y cargos de confianza, entre otras cuestiones, antes de la sesión ordinaria prevista el 29 de junio por la tarde.

Será a partir de este mes también cuando se comience a trabajar en el presupuesto del Consistorio para 2016 y en las acciones y proyectos que el PP incluyó en su programa electoral, si bien el regidor ha apuntado que puede que "la situación en minoría obligue a reconducir" algunas de las propuestas. Al hilo de esto, ha trasladado que cree que algunos planes como la segunda fase del Parque de las Familias se pueden "aplazar un poco".

No obstante, ha manifestado que hay cuestiones "fundamentales" tanto para él como para el resto de grupos, como es el plan Puerto-Ciudad, que se articula como un proyecto "prioritario" y "la obra de estructura más importante de Almería junto con la rambla" --ha remarcado-- ; o el soterramiento del paso a nivel de El Puche, así como la reestructuración del Barrio Alto o el Plan Urban.

"Hay temas que exceden de lo verdaderamente partidista y que llegan a ser proyectos de ciudad en los que ningún partido puede quedarse fuera", ha valorado Rodríguez-Comendador, para quien los dirigentes de todas las formaciones van a poder "aunar criterios" y construir "un Ayuntamiento muy participativo".

Para leer más