Publicado 17/02/2021 17:22CET

Condenados los miembros de una banda que trataron de introducir 85 kilos de hachís por la costa de El Ejido (Almería)

Archivo - Almería.-Tribunales.-Absuelven a la mujer acusada de estafar dinero y un coche a un anciano que estaba hospitalizado
Archivo - Almería.-Tribunales.-Absuelven a la mujer acusada de estafar dinero y un coche a un anciano que estaba hospitalizado - EUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado penas de prisión de hasta cuatro años y nueve meses de prisión para cinco miembros de una banda que en mayo de 2017 se concertaron para tratar de introducir a través del puerto de Almerimar en El Ejido (Almería) más de 85 kilos de hachís para su distribución a terceros.

El Alto Tribunal andaluz ha desestimado los recursos de apelación elevados por las defensas de los acusados salvo uno, que fue estimado parcialmente, lo que reduce en ocho meses la pena de prisión para J.F.R.P. al decaer un delito contra la seguridad vial puesto que no quedó suficientemente acreditado que pusiera en peligro la vida de los viandantes cuando trató de huir de la Guardia Civil antes de ser detenido.

El fallo da por probado que M.L.B. compró una embarcación en abril de 2016 para poder llevar a cabo su plan junto con los otros cuatro acusados, entre los que se dividió las funciones para hacerse con un alijo de hachís con el que traficar posteriormente.

Así, fue en la madrugada del 8 de mayo del año siguiente cuando F.A.C. y E.S.F., ambos con antecedentes penales, acudieron al puerto deportivo de Almerimar y zarparon en la embarcación hacia alta mar donde recibieron de terceras personas una cantidad de hachís.

Una vez recibido el cargamento, volvieron al puerto sobre las 22,00 horas del mismo día y atracaron el barco del que salieron con una nevera de playa y un macuto azul para montar el coche de otro de los participantes en la trama. Fue al día siguiente cuando los dos acusados volvieron al barco en el que se citaron con M.L.B. y con L.A.C. para realizar gestiones que les permitiera transportar el hachís y ocultar el reto.

Estos cuatro acusados, que tenían sus vehículos y la embarcación a nombre de terceras personas ajenas a los hechos, debían ser protegidos mientras por J.F.R.P., quien desarrollaba con un vehículo de alta gama labores de vigilancia en los alrededores con "recorridos repetitivos alrededor del puerto" para avisar de la eventual presencia de la Guardia Civil.

No obstante, cuando F.A.C. y L.A.C. abandonaban el barco con varias neveras azules "repletas de tabletas de hachís envueltas en cinta marrón" fueron sorprendidos por los agentes antes de que pudieran montarse en su coche. Apenas una hora después de estas detenciones apareció M.L.B. quien, a ver a los agentes uniformados junto al barco, trató de huir a gran velocidad "realizando maniobras evasivas que ocasionaron peligro de atropello a dos viandantes". El sospechoso fue detenido tras entrar en una calle sin salida.

En este caso, además de por un delito contra la salud pública y otro contra la seguridad vial, el TSJA confirma un tercer delito de amenazas por parte de M.L.B., quien reconoció al sargento jefe del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de Almería y le dijo "hijo de puta, te voy a matar; es la tercera vez que me detienes" al tiempo que le amenazó con hacerle daño a él y a su familia.

Por su parte, J.F.R.P., que hacía las labores de vigilancia, fue arrestado tras verse perseguido por los agentes tras intentar huir, de modo que llegó hasta la rotonda de acceso al Puerto de Almería, en la capital.

El registro practicado en el barco al día siguiente bajo autorización judicial permitió encontrar en la zona de cocina un doble fondo bajo un sillón, en el que se encontraron once paquetes de hachís envueltos en cinta marrón; mientras que en la zona de la sentina de la embarcación se halló otro doble fondo, con 15 paquetes similares. También se encontró en la zona del depósito de combustible otro doble fondo con nueve paquetes similares.

Así, los agentes intervinieron en total 85,5 kilos de hachís que habrían alcanzado en el mercado ilícito un valor de más de 136.500 euros.

Para leer más