Los dos presos que trataron fugarse de la cárcel de Almería se enfrentan a posibles medidas de aislamiento

Prisión de El Acebuche en Almería
INSTITUCIONES PENITENCIARIAS - Archivo
Publicado 12/11/2018 15:23:40CET

ALMERÍA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los dos presos de carácter preventivo que durante el pasado fin de semana trataron de fugarse del centro penitenciario de El Acebuche (Almería) tras serrar los barrotes de la ventana de una celda se enfrentan a medidas disciplinarias que podrían desembocar en aislamiento e incluso un traslado de prisión, toda vez que un juez deberá decidir si los hechos son constitutivos de delito.

En declaraciones a Europa Press, el director del centro penitenciario, Miguel Ángel de la Cruz, ha valorado la actuación de los funcionarios que intervinieron en la madrugada del domingo, cuando, después de las 4,00 horas, sorprendieron a uno de los presos tras haber tratado de saltar el primer muro perimetral del patio del centro con una sábana que se rasgó en el intento después de haber descendido con la misma prenda unos seis metros desde la ventana de la celda, en la que había quedado atrapado su compañero.

"Ha funcionado la labor del personal y su actuación se ha realizado en el momento oportuno", ha destacado el director, quien ha apuntado que el trabajo que realizan los funcionarios de prisiones supone "la mejor medida de seguridad" que existe "por delante de los muros, los circuitos cerrados de televisión o las alarmas".

Así, ha incidido en que este intento de fuga desde el módulo 8 del centro supone un hecho "puntual" que ha quedado "controlado desde el primer momento", aunque la investigación sobre la tentativa de fuga apoyada en una lima para serrar los barrotes y el uso de las sábanas a modo de cuerda para descender desde la ventana e intentar escalar el muro sigue abierta.

Con esto, ha abundado en que el nivel de control sobre los presos, de origen magrebí y en buen estado de salud tras los hechos, se incrementará ante el "cierto nivel de peligrosidad" demostrado por los internos, quien a juicio de De la Cruz "no habrían conseguido" salir de El Acebuche dado que había "dos muros más con concertinas de seis metros, alarmas y agentes".