Dos investigados de El Ejido (Almería) por el vídeo en el que obligaban a fumar a un gato

Actualizado 04/09/2019 13:11:12 CET
Captura del vídeo difundido por Pacma en sus redes
Captura del vídeo difundido por Pacma en sus redes - PACMA

ALMERÍA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha abierto una investigación contra dos personas vecinas de El Ejido (Almería) ante un presunto delito de maltrato animal tras haber sido identificados mediante el vídeo viral denunciado por el partido animalista Pacma y que compartieron en una red social en el que se les veía "zarandeando" a unas crías de gato y "colocándoles un cigarro encendido en la boca".

Según ha indicado la Comandancia en una nota, los agentes apuntan que pudieron identificar a dos personas a través del vídeo, en el que se apreciaba "zarandeando dos cachorros de gato de unos tres meses de edad, colocándoles en la boca cigarrillos encendidos forzándoles luego a cerrarla para que inhalen el humo".

Una vez abierta la investigación contra los sospechosos, a quienes se intervinieron sus teléfonos móviles, los agentes se hicieron con los animales y los trasladaron para que fueran reconocidos por un veterinario. Una vez certificado su buen estado de salud, fueron depositados en una protectora de animales a disposición judicial.

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas actuaciones relacionadas con los hechos. Desde Guardia Civil se lleva a cabo una importante campaña de concienciación contra el maltrato y abandono animal, también a través de sus redes sociales, en las que mediante el hastag #yosipuedocontarlo se pretende concienciar a la ciudadanía de lo importante que es comunicar si algún animal se encuentra en estado de maltrato o abandono, denunciando los casos a través del teléfono 062 o en cualquier acuartelamiento de la Guardia Civil.

El partido animalista Pacma trasladó a la Policía Nacional y a la Fiscalía de Menores el vídeo difundido a través de Instagram al entender que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de malos tratos a animales, según el artículo 337 del Código Penal.

En concreto, el Pacma describía a los jóvenes "entre gritos y risas agarran de las patitas traseras a un gatito haciéndole caminar boca abajo con las delanteras sobre una mesa" y a continuación "le cogen de las patas delanteras y le introducen un cigarro encendido en la boca, forzándole a abrir la boca".

"En el vídeo, grabado mientras beben cerveza, le vuelven a agarrar de las patas delanteras, agitándole con movimientos muy bruscos para que salte y 'baile' encima de la mesa", según describieron en relación a las imágenes.