El juez aplaza el desahucio de la calle Remo tras las gestiones de la familia a través de la Junta

Actualizado 21/09/2012 19:22:12 CET
Paralización de un desahucio en Almería
EUROPA PRESS

ALMERÍA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El juez del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Almería ha aplazado el desahucio previsto para este viernes en la calle Remo número 6 de Almería tras las gestiones realizadas por la familia afectada a través de la Junta de Andalucía, después de que la semana pasada mantuvieran una reunión con la delegada territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio en Almería, Encarna Caparrós.

Según ha explicado a los medios el afectado por esta situación, Sebastián González, desde la Administración se instó a requerir información sobre la entidad a la que pasaría la posesión de la vivienda y las condiciones de dicho trámite, de forma que tras comprobar la documentación, se detectaron una serie de "anomalías" por lo que se ha requerido más documentación, lo que, finalmente, ha llevado a la paralización del desahucio.

Por su parte, desde la Consejería de Fomento y Vivienda se ha concretado a Europa Press que se ha dirigido al juzgado un escrito con una "serie de consideraciones" a tenor del proceso que afecta a la vivienda en respuesta a la solicitud efectuada por la familia, que se halla en "emergencia social", según el estudio del caso.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), miembros del 15M y vecinos del barrio de Pescadería se han congregado desde primera hora de la mañana para impedir la entrada de los agentes judiciales quienes, a causa de las gestiones, finalmente no han aparecido. En este sentido, cabe destacar la ausencia de un dispositivo policial en la zona que sí estuvo presente en marzo de este año cuando se consiguió paralizar por primera vez el desahucio.

González, que vive con su mujer y uno de sus hijos en el inmueble, lleva tres años sin poder afrontar los costes de la hipoteca que pesa sobre la vivienda, valorada en el momento de su adquisición en 126.000 euros. En este sentido, la situación de desempleo de los miembros de la familia ha imposibilitado, según ellos, el pago de las letras durante los últimos tres años.

"Cobro 426 euros al mes y la letra es de más de 700 euros", ha lamentado el afectado, quien ha indicado que los intereses devengados superan los 37.000 euros. Igualmente, ha acusado la imposibilidad de negociar con la entidad crediticia ya que "se lo ha cedido a Fondo de Titulación de Activo, que es una agencia".

La familia González evita por segunda una vez el desahucio de su vivienda después de enfrentarse a un primer aviso en marzo, momento en el que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se movilizó para impedir el desalojo y conseguir un aplazamiento que permita a los afectados mejorar y hacer frente a su situación.