La Mesa del Agua de Almería exige la puesta en marcha "inmediata" de la desaladora del Bajo Almanzora

La Mesa del Agua de Almería se reúne con el subdelegado de Gobierno, José María Martín.
La Mesa del Agua de Almería se reúne con el subdelegado de Gobierno, José María Martín. - SUBDELEGACIÓN DE GOBIERNO
Publicado: martes, 6 febrero 2024 19:13

ALMERÍA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Agua de Almería ha exigido al Ministerio para la Transición Ecológica la "reparación y puesta en marcha inmediata" de la desaladora del Bajo Almanzora, la cual denominan como la "desaladora de la vergüenza", ya que acumula casi 12 años sin servicio desde que quedara inoperativa a causa de unas riadas en la zona.

"Ya no se admiten más retrasos ni más excusas para esta infraestructura", han trasladado en una nota tras reunirse este lunes con el subdelegado del Gobierno en Almería, José María Martín, quien aseguró que la inversión del Gobierno para desalación y mejora de regadíos supera, en su conjunto, los 400 millones de euros en la provincia.

El colectivo ha incidido en la situación "muy preocupante" y "muy grave" que se vive en la comarca del Almanzora donde, según han asegurado, "ya se han dejado de plantar 5.000 hectáreas de terreno" por la falta de agua; "una cifra que se verá incrementada para los cultivos de primavera ante la crítica situación que se está viviendo en toda la zona", según han avanzado.

La plataforma también han pedido "agilidad" al Ministerio para que se apruebe la cesión de derechos entre la Acequia Real del Júcar y Aguas del Almanzora, ya que "sólo se trata de aprobar un trámite administrativo, en un acuerdo en el que no hay que hacer ninguna obra ni infraestructura. Se trata sólo de una autorización del Gobierno de España para llevar a cabo esa cesión de derechos".

El colectivo ha insistido en acometer un cronograma detallado del estado de las obras correspondientes al Gobierno de España, como también se realiza con la Junta de Andalucía, para conocer el estado de las mismas.

Además, han remarcado la necesidad de construir una nueva desaladora en el Poniente almeriense, donde la desaladora de Campo de Dalías es la que más capacidad tiene, así como embalses en la zona de la Comarca de Níjar para que la Comunidad de Usuarios (CUCN) pueda tener garantías de almacenamiento ante la situación de sequía que se vive en toda la provincia.

Por su parte, durante la reunión el subdelegado apuntó las inversiones del Gobierno, que prevén 236 millones de euros para las obras que hay previstas en comunidades de regantes, a los que se suman 185 millones para incrementar en 32 hectómetros cúbicos al año la actual producción de agua desalada, toda vez que hay cien millones "comprometidos" para la puesta en marcha de la planta desaladora del Bajo Almanzora II.

Entre otras cuestiones, Martín Fernández ha informado a los regantes del impulso a la ampliación de la planta del Campo de Dalías, con el proyecto ya en fase de licitación y de la mejora de la eficiencia energética en la desaladora de Carboneras. Ambas alcanzaron el año pasado una producción de 72 hectómetros cúbicos aunque el objetivo es superar los 100 hectómetros cúbicos, incrementando en 32 hectómetros cúbicos al año la actual producción de agua desalada en la provincia.

Igualmente, el subdelegado ha trasladado a los integrantes de la Mesa del Agua el avance en el proyecto de las plantas fotovoltaicas que irán asociadas a las desaladoras (Carboneras, Campo de Dalías y Bajo Almanzora I). Está previsto que, cuando estos parques estén en funcionamiento, suministren hasta el 35% de las necesidades eléctricas de las plantas desaladoras.

Contador