Moreno apoya a los empleados de Cemex en Gádor y exige a Susana Díaz aplicarse "al máximo"

Juanma Moreno (PP-A) se reúne con trabajadores de Cemex en Gádor
EUROPA PRESS
Actualizado 30/10/2018 14:03:16 CET

GÁDOR (ALMERÍA), 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha trasladado este martes su "solidaridad" y "apoyo absoluto" a los trabajadores de la fábrica de cemento de Gádor (Almería) que la empresa Cemex ha incluido en su plan de ajuste y que prevé cerrar antes de que finalice el año, ante lo que el dirigente popular ha manifestado que "Andalucía no está para cerrar plantas" y ha reclamado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que "se aplique al máximo" y utilice "toda su influencia política en el Gobierno de la nación" para "salvar esta situación".

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la fábrica junto con representantes sindicales y de su partido, Moreno ha insistido en que la región ha "perdido mucho peso industrial" dado que ha "retrocedido cinco puntos en el PIB industrial" cuando es "fundamental" para la economía y el empleo, con lo que ha instado al Gobierno andaluz a que "ponga todos los recursos" que tiene, "que son poderosos", de cara a favorecer el sector.

El líder de los populares andaluces, quien ha ofrecido el apoyo de su grupo "sin condición" ante la "situación de emergencia" en la que se encuentra la planta que da empleo directo a un centenar de trabajadores, ha advertido que el cierre de la fábrica de Gádor puede ser una "catástrofe" tanto para el municipio como para toda la comarca.

"Confío en que en los próximos días las reuniones sean fructíferas", ha dicho Moreno, quien se ha referido específicamente a los encuentros previstos este miércoles entre los directivos de la empresa con varios consejeros andaluces y la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

Asimismo, ha instado a los ejecutivos de la multinacional mexicana a que "piensen en grande" y tengan en cuenta, además de la rentabilidad, la "imagen reputacional de la empresa", su "prestigio" y la situación de los trabajadores por encima de la "cuenta de resultado". "Desde mi posición haré todo lo que humanamente sea posible para evitar que no se produzca el ERE y la planta trabaje con eficacia como hasta ahora", ha subrayado.

El presidente del PP andaluz, quien ha subrayado la "rentabilidad" de la planta en la que la media de edad de los trabajadores es de 45, ha agradecido además la labor efectuada tanto por la alcaldesa de Gádor, Lourdes Ramos (PP), quien se reunió con los directivos de Cemex, así como del Grupo Popular en las Cortes, que solicitó la comparecencia de la ministra.

"NO ESTAMOS EN SITUACIÓN DE CONFRONTACIÓN"

Moreno ha insistido en el interés común existente para permitir que la fábrica, de la que dependen unas 300 familias de forma indirecta, no se clausure, por lo que ha instado al diálogo para la búsqueda de "alternativas". "No estamos en situación de confrontación política", ha insistido en varias ocasiones después de que, en el mismo acto, desde CCOO se aludiera a que el ERE planteado por la empresa estaba amparado en la última reforma laboral de 2013.

En concreto, el secretario provincial de CCOO, Antonio Valdivieso, ha reiterado que el primer objetivo de los trabajadores es que "el ERE no se presente definitivamente y se abra un periodo de consulta, de diálogo y negociación" que lleve a la empresa a explicar los "motivos reales" por los que ha adoptado un plan de ajuste, ya que la empresa está "en beneficios y es viable".

Con ello, ha criticado que la "autoridad laboral" permita a las compañías "presentar un ERE" en los términos planteados por Cemex. "La culpa la tiene la reforma laboral", ha añadido antes de reclamar nuevamente que se deroguen determinados aspectos de la legislación para que empresas "viables" no puedan plantear un expediente de regulación de empleo.

A este aspecto ha respondido la alcaldesa de Gádor, para quien "no es cuestión de echar la culpa a nadie" sino que la situación en Cemex responde "a la situación de una multinacional, como muchas que salen fuera de España" y que "debería servir para reflexionar al Gobierno"; y también el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, quien cree que los planes de cierre se deben a "otros motivos", por lo que ha abogado por "remar todos unidos" para que la empresa siga operativa.