El pleno de Almería aprueba una moción institucional en apoyo a los trabajadores de la cementera de Gádor

Pancarta a la entrada de la planta de la cementera en Gádor
REMITIDA
Publicado 05/11/2018 18:49:29CET

ALMERÍA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado este lunes por unanimidad una moción institucional en apoyo a las reivindicaciones de la plantilla de la fábrica de la multinacional cementera Cemex en Gádor (Almería) sobre la que pesa un ERE extintivo.

La moción traslada su apoyo tanto a los trabajadores como a las medidas adoptadas por las distintas administraciones que vayan dirigidas a revertir esta situación para que los trabajadores conserven sus puestos de trabajo y no se resienta la economía de nuestra provincia.

El grupo municipal popular, grupo municipal socialista e IU presentaron en el registro municipal mociones en este sentido, decidiendo la junta de portavoces hacer de esta petición una moción institucional.

También con carácter institucional se ha aprobado la moción presentada por el PP en apoyo a las personas diagnosticadas con las enfermedades autoinmunes y lupus, representada en Almería por la Asociación de Autoinmunes y Lupus de Almería (ALAL).

La moción muestra el apoyo incondicional a este colectivo, respaldando y exigiendo, entre otros, la creación de unidades de enfermedades autoinmunes, que incrementen la calidad en la atención a los pacientes. Al mismo tiempo se insta a la Junta de Andalucía a que se reconozcan estas enfermedades en la valoración del grado de discapacidad, ya que repercuten directamente en las distintas áreas de su vida familiar, social y profesional, entre otras.

Finalmente se solicita que se haga efectiva la financiación de la fotoprotección por prescripción médica, dando traslado de estos acuerdos a la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

RECICLAJE RESIDUOS

Por otro lado, el plenario del Ayuntamiento de Almería ha aprobado por unanimidad la moción del Ciudadanos (Cs) donde se exige a Cespa, la empresa gestora de la Planta de Clasificación y Compostaje de Residuos Sólidos Urbanos, que cumpla con los pliegos de condiciones del servicio de explotación de dicha planta y, además, con sus obligaciones en cuanto higiene, salubridad y respeto a las condiciones laborales y de seguridad de sus trabajadores.

"Los incumplimientos de esta empresa son continuos e incluso, el propio Consistorio ha tramitado un expediente sancionador de 6.000 euros por no acatar las obligaciones contractuales", ha indicado el portavoz municipal de Cs, Miguel Cazorla, quien ha descrito que, en febrero de 2010, hubo una modificación del contrato por la que el Ayuntamiento autorizaba a Cespa a poner en marcha una planta de tratamiento de plásticos con la compensación de una reducción anual del canon y la realización de una serie de inversiones de mejora en la planta.

Sin embargo, según ha dicho, de los casi 15 millones de euros previstos en ese plan de inversiones, sólo se han ejecutado cinco millones de euros, "quedando pendiente casi 9,5 millones de euros", ha destacado tachando de "desfachatez y tomadura de pelo" la situación puesto que, según sus palabras, "a la concesionaria le sale muy barato no gastar los 9,5 millones de euros porque solo paga 6.000".

Cazorla también ha hecho especial énfasis en las "reiteradas quejas" de los trabajadores de la planta de reciclaje por las condiciones "insalubres" en las que realizan su labor "al no realizarse, por ejemplo, las actividades establecidas de volteo, criba y afino de la materia orgánica depositada en la era de fermentación, generando una plaga de insectos y roedores incontrolable".

Por último, ha planteado al concejal responsable una serie de preguntas que han quedado en el aire sobre cuál es la producción que la planta genera de residuos de cartón, plásticos, metales, latón y restos, dónde se llevan y que ganan con eso. También ha cuestionado el tratamiento que se está haciendo tanto de los enseres como de la poda, "las respuestas quizás nos lleven a imponer más de una sanción y probablemente a rescindir el contrato", ha concluido.

Por su parte, el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, ha defendido las tareas de reciclaje que se vienen realizando en la planta de tratamiento y ha insistido en que "no se están incumpliendo los pliegos de condiciones por parte de la concesionaria, excepto en el Plan de Inversiones, por lo que ha sido sancionada en su nivel máximo".

Alonso ha explicado que ese Plan de Inversiones "se ha ejecutado en algo más de siete millones de euros, casi la mitad de lo exigido en el pliego de condiciones", recordando que dicho plan "queda condicionado a un incremento de 170.000 toneladas al año".

El edil popular ha recriminado el talante "demagógico" empleado y ha puesto a disposición de los grupos el informe de seguridad y salubridad que se ha solicitado a la empresa. Al tiempo, se ha mostrado "confiado" ante la posibilidad de que "a lo largo de este mes empresa y trabajadores puedan culminar la negociación y firmar el Convenio Colectivo congelado desde 2018", destacando la mejora en las condiciones laborales y económicas de los trabajadores que, para 2019, estima un incremento del 13,5 por ciento.

DESFIBRILADORES

Se ha aprobado también, por unanimidad, la moción de Ciudadanos para la instalación de desfibriladores en todas las instalaciones, centros y complejos deportivos de propiedad o competencia municipal, estudiándose la conveniencia de instalar también estos elementos en espacios escénicos, oficinas y centros que, aún no siendo obligatoria su instalación, por aforo o sus especiales características, así lo aconsejen.

La propuesta incluye un plan de formación para personal no sanitario sobre la utilización de los desfibriladores. En el desarrollo del debate, el concejal de Deportes, Juan José Segura, ha explicado que en todas las instalaciones deportivas dependientes del Patronato de Deportes y en aquellas cedidas en precario existen desfibriladores, medida extendida a los recintos deportivos gestionados por las concesionarias.