Actualizado 09/03/2013 11:52 CET

Viator contará con un crematorio de alta capacidad para la incineración de mascotas

ALMERÍA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha dado viabilidad al proyecto para instalar un crematorio de alta capacidad para la incineración de animales de compañía que se ubicará en el Polígono Industrial 'El Portichuelo' de Viator (Almería).

El centro ubicado en una nave industrial de más de 150 metros cuadrados tendrá una capacidad de incineración de 75 kilos por hora, según el proyecto consultado por Europa Press que ha tenido la Autorización Ambiental Unificada por parte del Gobierno andaluz. Así, la zona de trabaja será el espacio principal, con unos 100 metros, y en ella se ubicará un horno incinerador.

Según el proceso, se prevé la recogida de los cadáveres animales en las clínicas veterinarias y centros relacionados y el transporte hasta la nave crematorio, si bien también está previsto el traslado directo por los propietarios de las mascotas. Una vez que los cadáveres llegan a la nave, se incinerará inmediatamente aunque si esto no fuera posible, se conservarían en congeladores hasta su incineración.

Los cadáveres de las mascotas se cargarán en el horno incinerador de forma manual. Mediante un microprocesador electrónico con visualizador digital se llevará a cabo el control de la temperatura en la cámara, evitando así, la apertura de la puerta neumática una vez iniciada la combustión y hasta su finalización.

La temperatura de trabajo de la cámara puede regularse hasta un máximo de 1.100 grados centígrados, aunque la temperatura normal para la incineración de este tipo de residuos es de entre 800 y 900 grados centígrados. El documento no proyecta una zona para almacenamiento de los residuos de incineración.

La autorización detalla que en caso de probarse que con las emisiones del horno a la atmósfera, aún respetando los niveles de emisión establecidos en el presente informe, se rebasan los niveles de calidad del aire exigidos en la normativa vigente o se generan molestias entre la población, se podrán establecer niveles de emisión "más rigurosos o condiciones de funcionamiento especiales".

En este sentido, el proyecto contempla un sistema de depuración de humos por postcombustión que depura los gases producto de la combustión que tiene lugar en la cámara de combustión, antes de su evacuación por una chimenea de siete metros, permaneciendo los gases en su interior a temperatura menor de 850 grados centígrados durante al menos dos segundos.