Teresa Rodríguez anuncia una Consejería de Feminismo para combatir de forma integral violencias sobre la mujer

Acto de Teresa Rodríguez en Cádiz
EUROPA PRESS
Actualizado 17/11/2018 14:45:25 CET

CÁDIZ, 17 (EUROPA PRESS, Ángel Fernández)

La candidata a la Presidencia de la Junta de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha anunciado este sábado en Cádiz que si gobierna el Ejecutivo andaluz tras las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, la confluencia pondrá en marcha una Consejería de Feminismo para luchar de manera integral contra las violencias que sufren las mujeres, que tendrá rango de Vicepresidencia y al que destinará al menos el cinco por ciento del Presupuesto autonómico.

Así lo ha anunciado durante su intervención en el acto 'Feminismo para ser felices' con el que la confluencia ha intentado 'teñir de morado' la capital gaditana desde el Auditorio Costa Rica, con diversas actuaciones en clave feminista y un ambiente festivo, además de las intervenciones de mujeres del movimiento feminista y de colectivos de trabajadoras en lucha.

Rodríguez ha explicado que hay que luchar contra la violencia "material, simbólica e institucional" que sufren las mujeres, y hacerlo con una perspectiva "global y sectorial". De este modo, ha garantizado que la Consejería de Feminismo no será "un chiringuito institucional" y empezará luchando por la igualdad "dentro de la propia administración".

De este modo, Adelante Andalucía incluye en su programa electoral impulsar una ley contra las violencias machistas que abarque todos los tipos de violencia que sufren las mujeres, entre las que se encuentran los asesinatos, el acoso o las violaciones. Esta ley, además, desarrollará un protocolo violeta de actuación municipal para dar una atención efectiva a las mujeres víctimas de violencia.

Asimismo, un gobierno de la confluencia promovería una ley de igualdad retributiva de los empleados públicos a fin de eliminar la brecha salarial y dobles escalas salariales en la administración pública, especialmente en empresas, agencias y fundaciones; así como apostará por recuperar los servicios públicos para que las mujeres "no tengamos que hacer lo que la administración no hace", ha agregado Teresa Rodríguez.

Entre las medidas que pondrá en marcha si se convierte en la nueva jefa del Ejecutivo andaluz tras el 2D, asegura que los derechos del colectivo Lgtbi estarán garantizados y desarrollados "completamente" en los seis primeros meses de legislatura.

"Un gobierno no puede llamarse feminista mientras tienen a las mujeres que limpian los quirófanos, las aulas, a las intérpretes de lengua de signos o a las monitoras escolares en condiciones de semiesclavas", ha advertido antes de asegurar que Adelante Andalucía no va a reproducir esa "impostura".

Tras apuntar que estas violencias la sufren especialmente las mujeres con discapacidad, las niñas, las jóvenes, las mujeres de otras razas, las de ámbito rural, las trans o las lesbianas, la también coordinadora general de Podemos Andalucía ha incidido en que "es tan amplio el marco de lucha contra las violencias como importante establecer políticas feministas para el conjunto de la sociedad y que sean integrales".

EDUCAR CONTRA EL ADOCTRINAMIENTO

La candidata ha comenzado su intervención recordando a las dos últimas mujeres que asesinadas en crímenes machistas, en Palma y en Madrid, así como ha hecho hincapié en que Andalucía "tiene las cifras más dura de violencia machista", cuando ha recordado que en el 2017 "han subido un 18 por ciento las denuncias" por esta causa. "No nos vamos a acostumbrar a esta realidad", ha aseverado.

Así las cosas, ha explicado que las mujeres sufren violencia "material, simbólica e institucional" y, ha agregado, "hay que luchar contra las tres".

Sobre la violencia material, Rodríguez ha incidido en que la incorporación de las mujeres al mercado laboral ha sido en una situación "precaria y con contratos parciales" y, además, "teniendo una doble presencia y ausencia en nuestros hogares, donde acumulamos las tareas de cuidados".

De otro lado, ha ejemplificado la violencia simbólica que sufren las mujeres andaluzas recordando el episodio que protagonizó el presentador del programa de Canal Sur TV 'La tarde aquí y ahora', Juan y Medio, cuando cortó con unas tijeras el vestido de su compañera: "El feminismo no está solo para los discursos y para vivir de él, sino para cambiar la realidad", ha agregado antes de incidir en que no se puede tolerar que ocurra eso "y no tenga consecuencias".

Respecto a la educación, Teresa Rodríguez ha apostado por un sistema que forme tanto a los docentes como a los estudiantes en perspectiva de género y ha rechazado las voces que apuntan que esto sería adoctrinar al alumnado pues, en su opinión, "adoctrinar es la desigualdad de toda la vida pero priorizando el patriarcado".

Ha hecho hincapié en que desde pequeña se adoctrina con la música o con dibujos animados "que sitúan a las mujeres en una situación subalterna", así como que adoctrinar "son los catálogos de juguetes de navidad, diciendo que hombres y mujeres tienen distintos roles y los de ellas tienen un segundo plano", toda vez que entiende que "dar educación con perspectiva de género es luchar contra ese adoctrinamiento".

Y frente a la violencia institucional, la candidata de Adelante Andalucía ha explicado que su gobierno no contratará ni dará subvenciones ni contratará "con empresas que sobreexplotan a las mujeres y no cumplen los convenios".

EL FEMINISMO, "UN MECANISMO PARA SER FELICES TODOS"

Así las cosas, ha apostado por que las mujeres reales tengan protagonismos en las políticas públicas y "no sustituir a los explotadores por explotadoras", cuando ha llamado a evitar el techo de cristal, pero con más ahínco "el suelo pegajoso". "El feminismo no es sólo para políticas formales, sino para solventar la situación de las mujeres reales", ha apostillado.

Teresa Rodríguez ha sostenido que las políticas feministas "son buenas para todo el mundo", mientras ha avisado de que "el capitalismo y el patriarcado son un matrimonio muy bien avenido" porque "por la resignación de algunos sectores y rompernos a pedazos a las trabajadoras consiguen beneficios".

Y por último, ha aclarado que el feminismo "no es un movimiento donde estamos enfadadas y somos vengativas, sino un mecanismo para ser felices todos, para conseguir mayores libertades, para que la siguiente generación sean lo que quieran ser, quieran a quien quieran querer y puedan decir en libertad". "Feminismo para ser felices, feminismo de oreja a oreja, y orgullosas", ha concluido.

Contador