Cádiz.-APDH-A critica otro "intento de expulsión" de Subdelegación del Gobierno del padre extranjero de una "española"

Actualizado 26/03/2008 15:20:35 CET
Actualizado 26/03/2008 15:20:35 CET

Cádiz.-APDH-A critica otro "intento de expulsión" de Subdelegación del Gobierno del padre extranjero de una "española"

CÁDIZ, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) criticó hoy un caso de "intento de expulsión del padre de una menor de nacionalidad española" por parte de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, con lo que afirmó que la expulsión del padre de Xavier, el niño nacido en España de padres bolivianos, "no es un caso aislado", argumentando que la Subdelegación "impone criterios que vulneran los principios establecidos por la jurisprudencia del Tribunal Supremo en la protección de los menores de nacionalidad española".

En un comunicado, la APDH-A expuso el caso de Edgar, un ciudadano de nacionalidad boliviana y padre de Jhenny (nacida en España), para "reafirmarse" en la denuncia realizada hace dos semanas en relación al caso de Xavier y la "práctica de la Subdelegación de expulsar a padres de menores de nacionalidad española, algo que está expresamente prohibido por la jurisprudencia del Tribunal Supremo".

Así, señaló que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz dictó una orden de expulsión para Edgar el 7 de septiembre de 2007, "a pesar de que el informe policial recomendaba que no fuera expulsado por ser progenitor de una menor de nacionalidad española", firmado por el instructor policial del informe el 27 de abril del mismo año.

Sin embargo, a diferencia con el caso del padre de Xavier, Edgar no fue expulsado después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno de Cádiz la suspendiera "con base en el arraigo familiar que tiene Edgar porque su hija es española".

Asimismo, criticó que, mientras la justicia resuelve definitivamente, "se impide a estas personas acceder al permiso de residencia y trabajo en España, a pesar de cumplir todos los requisitos y haberlo solicitado convenientemente".

En este sentido, señaló que el propio Edgar cuenta con "oferta de trabajo, lleva más de tres años en España" y, sin embargo, la Subdelegación del Gobierno "ha rechazado su solicitud por tener pendiente esa expulsión emitida en contra del informe policial y de la constante jurisprudencia del Tribunal Supremo".