6 de junio de 2020
 
Publicado 05/03/2020 15:00:42 +01:00CET

Cuatro detenidos tras intervenir en Jerez 632 plantas y 20 kilos de marihuana en cinco plantaciones

Operativo policial en el barrio de Santiago en Jerez
Operativo policial en el barrio de Santiago en Jerez - POLICÍA NACIONAL - Archivo

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Jerez de la Frontera (Cádiz), durante las últimas semanas, cinco plantaciones de marihuana que estaban instaladas en el interior de viviendas donde contaban con todos los medios necesarios para el cultivo acelerado y su procesamiento. Por ello se ha detenido a cuatro personas como presuntos responsables de los delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico, así como 632 plantas de cannabis sátiva y 20 kilos de marihuana preparada para su venta directa.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, las viviendas investigadas estaban ubicadas en la calle San Telmo, plaza José Román Fernández Lira, calle Armas de Santiago y dos en la calle Micaela Parada, y en todas se abastecían mediante enganches fraudulentos a la red eléctrica.

En los registros practicados se han incautado un total de 632 plantas de cannabis sátiva y 20 kilos de marihuana preparada para su venta directa. Asimismo se han intervenido 15 aparatos de aire acondicionado de clase industrial, 49 balastros magnéticos, 49 lámparas halógenas y 19 ventiladores de gran tamaño.

Según la Policía, la intervención más importante se llevó a cabo el pasado 18 de febrero en la barriada de San Juan de Dios donde dos personas fueron detenidas tras desmantelar dos cultivos con 245 y 91 plantas respectivamente, ocupando un importante número de metros cuadrados de los bajos de los edificios con numerosas habitaciones completamente saturadas de plantas y equipos para su cultivo. En el interior de una de estas plantaciones fueron localizados nueve sacas de fertilizantes químicos altamente inflamables.

Precisamente la investigación que desveló estas dos plantaciones se inició tras los dos incendios que se declararon el 10 y 15 de enero en los contadores y en el cuadro de acometida de los edificios de viviendas situados en la calle Micaela Parada. Durante la misma operación antidroga los técnicos de las empresas suministradoras de fluido eléctrico y agua acompañaron a los agentes, detectando otros 36 enganches ilegales a la red y 56 conexiones ilegales al suministro de agua.