Actualizado 22/03/2012 18:51 CET

Ceacop ve "una buena noticia" que Corredor Mediterráneo sea prioritario al "fortalecer" el tejido productivo

Presidente De Ceacop, Enrique Figueroa.
EUROPA PRESS/CEACOP

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción y Obras Públicas (Ceacop) ha considerado "una buena noticia" que los ministros de Transporte de la Unión Europea hayan incluido entre las prioridades el Corredor Ferroviario Atlántico y, por primera vez el Mediterráneo desde Algeciras a Portbou.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Ceacop, Enrique Figueroa, ha indicado que esto supone "un fortalecimiento" de las infraestructuras andaluzas del transporte, "fortalece las capacidades competitivas y el tejido productivo de la región".

En este sentido, ha indicado que todo presupuesto que se dirige a infraestructuras no puede entenderse nada más que como inversión "tanto para la región como para la propia administración", ya que "el 60 por ciento de lo adjudicado a través de obras públicas lo recupera el Gobierno en forma de IVA, impuestos y tasas".

Asimismo, Figueroa ha apuntado que, además, en estos momentos para el sector es "vital" movilizar presupuestos en infraestructuras para "recuperar puestos de trabajo y la actividad de las constructores y consultoras que se han perdido por la caída de las inversiones públicas".

Sin embargo, ha llamado la atención sobre que "no se puede olvidar" que "hay que seguir luchando para integrar en esta red de transportes aquellos puertos y enclaves estratégicos que se han quedado fuera".

Cabe recordar que los ministros de Transporte de la Unión Europea han alcanzado este jueves un acuerdo político sobre la nueva lista de proyectos prioritarios de las redes transeuropeas de transportes, que se beneficiarán de financiación de la UE a cambio del compromiso de estar terminados en 2030, algo que para España, la lista incluye el Corredor Ferroviario Atlántico y, por primera vez el Mediterráneo desde Algeciras a Portbou.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha sido la única en oponerse al acuerdo al no incluir infraestructuras consideradas fundamentales por el nuevo Gobierno, especialmente el Corredor Central, que conectará España y Francia a través de un túnel por el centro de los Pirineos. Pastor reclamaba también la incorporación a la lista de los aeropuertos de Canarias, Alicante y Málaga, así como el puerto de Vigo.

Bruselas quiere que todas las infraestructuras incluidas en la red básica, incluidos el Corredor Mediterráneo y el Atlántico, estén completadas en 2030. Para ello, ha propuesto movilizar 32.000 millones de euros del presupuesto comunitario durante el periodo 2014-2020. Con estos fondos se costeará entre el 20 por ciento y el 40 por ciento de los proyectos, especialmente los tramos transfronterizos.

En el caso del Corredor Central, la Comisión está financiando el estudio preliminar del túnel que atravesará los Pirineos y calcula, basándose en experiencias anteriores, que una vez iniciadas las obras tardará en construirse "más de 20 años", lo que incumpliría el requisito de que la infraestructura esté finalizada en 2030. De ahí su rechazo a incorporarlo a la lista de prioridades.