Actualizado 11/11/2013 17:56 CET

'Amigos de La Alcazaba' insta a la Junta a iniciar expediente de expropiación del Cortijo del Fraile

Cortijo Del Fraile
EUROPA PRESS/REMITIDO

ALMERÍA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Amigos de la Alcazaba de Almería (AAAA) han presentado un escrito en la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Almería en el que pide que se hagan las investigaciones y tramitaciones oportunas para instar al Consejo de Gobierno a iniciar un expediente de expropiación forzosa del BIC del Cortijo del Fraile, ubicado en Níjar (Almería).

El escrito, consultado por Europa Press y que fue registrado ante la Administración andaluza el pasado 29 de octubre, señala la regularización contemplada para este procedimiento a partir del artículo 18 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, en el que establece que "a falta de cumplimiento de las obligaciones establecidas en esta ley para las personas propietarias" se "facultará a la Administración para la expropiación total o parcial del bien por causa de interés social".

'Amigos de La Alcazaba' insta también a la Junta que a les dé traslado del número de expedientes sancionadores abiertos contra los propietarios del Cortijo del Fraile por incumplimiento en materia de conservación y promoción de bienes catalogados como BIC así como información acerca de su estado de tramitación.

En su exposición, la asociación apunta a pesar de la apertura de un expediente sancionador, el deterioro del Cortijo del Fraile se encuentra "en un estado muy avanzado y no cesa de agravase", lo que hace que "deban adoptarse medidas urgentes" para "garantizar su adecuada conservación".

Asimismo, señalan que pese a las multas coercitivas emitidas por la Junta y el auto de medidas cautelares para la protección del BIC del Juzgado de lo Contencioso-admiministrativo número 1 de Almería, el inmueble se haya en un "estado de deterioro" que hace "urgente" una "adecuada intervención" para evitar que éste avance.

"Los propietarios no están cumpliendo con las obligaciones, exigidas en la Ley 14/2007 de 26 de noviembre de Patrimonio Histórico de Andalucía, por lo que es necesaria la adopción de medidas urgentes en atención al interés general", señala la presidenta María Teresa Pérez en el escrito, en el que recuerda que la Junta "está facultada para expropiar por razones de interés general aquellos bienes inmuebles que estén catalogados como BIC y se encuentren en un estado de grave deterioro".

Así, entienden que la Consejería de Cultura está "plenamente facultada" para "realizar las investigaciones y tramitaciones oportunas" de cara a comenzar los trámites para un proceso de expropiación forzosa que garantice su conservación y evite la "continua especulación" provocada por "el incumplimiento de los propietarios".

DENUNCIA A FISCALÍA

Tanto 'Amigos de La Alcazaba' como 'Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar' han presentado una denuncia conjunta ante la Fiscalía Provincial de Almería contra el Ayuntamiento de Níjar, al entender que el Consistorio "debería adoptar todas las medidas establecidas para garantizar la conservación de los valores históricos conforme a lo establecido en el auto de adopción de medidas cautelares en el inmueble protegido del Cortijo del Fraile"; un auto que, según el Ayuntamiento, está recurrido.

La denuncia, consultada por Europa Press y registrada el pasado 11 de octubre, manifiesta que, a raíz de los hechos y posturas adoptadas por el Ayuntamiento nijareño, se podría dar un ilícito penal de prevaricación regulada en el articulo 404 del Código Penal porque la autoridad, en este caso el alcalde de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez (PP), "está provocando una inactividad administrativa" y además "de forma manifiesta y expresa para eludir las responsabilidades en cumplir con las disposiciones decretada en el auto".

"Se está produciendo una actuación arbitraria por parte de la administración local en Níjar, a sabiendas de su injusticia", señalan los denunciantes, quienes entienden también que se podría dar un delito de "desobediencia judicial" porque el alcalde está negándose abiertamente y está actuando de forma expresa y manifiesta realizando declaraciones en los medios de comunicación para eludir cumplir con sus responsabilidades para cumplir con las resoluciones judiciales".

Según los fundamentos del escrito, el regidor nijareño está "facultado para adoptar medidas para evitar la ruina inminente del Cortijo del Fraile", como podría ser "apuntalar la estructura básica del edificio, sin que ello suponga una declaración legal de ruina que tendría que seguir los cauces oportunos establecidos".

Igualmente, ambos recuerdan que, según la legislación vigente, el Ayuntamiento de Níjar puede adoptar un plan de conservación de obligado cumplimiento para los propietarios, por la protección establecida en la legislación autonómica de protección de patrimonio histórico.