Analistas Económicos prevé que la economía andaluza crecerá un 2,3% en 2019 y el paro se situará en el 21,7%

Cristina Rico, Rafael Muñoz, Rafael López y Felisa Becerra
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 15:08:21CET

MÁLAGA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja Banco, prevé que la economía andaluza crezca un 2,3 por ciento en 2019 --2,5% en 2018--, aunque sitúan la tasa de paro en torno al 21,7 por ciento, con un crecimiento del empleo del 2,4 por ciento en 2018 y del 2,1 por ciento en 2019.

Estos datos se desprenden del 94 Informe Previsiones Económicas de Andalucía, correspondiente a otoño de 2018, patrocinado por Fundación Unicaja y presentado este jueves por el consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Rafael López del Paso, junto al responsable del Área de Actuaciones Socioculturales de la Fundación Unicaja, Rafael Muñoz; la coordinadora del informe de Analistas Económicos de Andalucía, Felisa Becerra, y la directora de Comunicación, Publicidad y Relaciones Externas de la Fundación Unicaja, Cristina Rico.

La economía andaluza ha crecido durante el segundo trimestre de 2018 un 0,5 por ciento en términos intertrimestrales, 0,1 puntos menos que el trimestre anterior, mientras que el crecimiento del PIB en términos interanuales ha sido del 2,5 por ciento frente al 2,9 por ciento registrado en el primer trimestre de 2018.

Este crecimiento se ha debido al dinamismo de la demanda interna que ha aumentado su aportación al crecimiento del PIB en 0,3 puntos, hasta alcanzar los 3,2 puntos, gracias al aumento en la inversión, que ha sido de un 7,1 por ciento.

Así, para el conjunto de 2018 se espera un crecimiento de la economía andaluza 0,2 puntos menor de lo previsto en junio debido a un contexto exterior menos favorable para España, por las políticas proteccionistas de otros países, la situación de Italia y el 'brexit', entre otros factores.

En la demanda se espera un incremento del consumo de los hogares del 2,4 por ciento y del 1,6 por ciento para el de las Administraciones Públicas, mientras que se prevé un crecimiento en la inversión del 4,5 por ciento.

Por parte de la oferta, el crecimiento se sustentaría en la aportación positiva de todos los sectores con tasas del 1,8 por ciento en agricultura; 1,9 por ciento en la industria; 2,4 por ciento en servicios y 6,2 por ciento en la construcción. Sin embargo, estas cifras bajarían en 2019 al 0,6, 1,7, 2,3 y 3,8 por ciento, respectivamente.

En cuanto al empleo, para el promedio de 2018 su crecimiento se estima en un 2,4 por ciento con la industria (3,9%) y la construcción (11,6%) a la cabeza del incremento, mientras que para el sector servicios se prevé un aumento del 1,9 por ciento, si bien en el sector agrario se espera un descenso del 0,6 por ciento.

Esta bajada en la agricultura se debe a la influencia de factores externos como el clima y las campañas de cultivo y recogida, ha precisado la coordinadora del informe de Analistas Económicos de Andalucía.

Asimismo, la población activa disminuiría un 0,5 por ciento, al igual que se prevé que el número de parados descienda un nueve por ciento, situándose la tasa de desempleo en el 23,3 por ciento en el promedio del año, 2,2 puntos por debajo de la registrada en 2017.

2019

En lo que se refiere a 2019, las previsiones apuntan a una prolongación de la fase expansiva de la economía pero con una moderación del ritmo de aumento del PIB, cuya tasa de crecimiento se situaría en el 2,3 por ciento.

De igual forma, el crecimiento continuará apoyado en la demanda interna, con un incremento previsto para el gasto de los hogares del 2,3 por ciento y del 1,5 por ciento el de las Administraciones Públicas, mientras que la inversión crecería un tres por ciento.

Para el empleo las previsiones apuntan a que en 2019 tendrá un crecimiento del 2,1 por ciento y habría un descenso del 7,3 por ciento en el número de parados, con una tasa de paro para el promedio del año del 21,7 por ciento, 1,7 puntos por debajo de la prevista para 2018.

En lo que respecta al mercado de trabajo, en el segundo trimestre de 2018 se ha continuado con un "crecimiento sólido" pues el número de ocupados ha crecido en términos interanuales un 2,4 por ciento frente al 2,0 por ciento en el primer trimestre y la cifra de desempleados ha disminuido un nueve por ciento --la población activa ha bajado un 0,5 por ciento--. La tasa se ha situado en Andalucía en el 23,1 por ciento, 2,2 puntos por debajo de la registrada hace un año.

Por su parte, el gasto en consumo de los hogares ha bajado 0,6 puntos desde el primer trimestre, con un crecimiento de 2,2 por ciento, siendo del las Administraciones Públicas un 2,4 por ciento. Por su parte, el saldo exterior neto ha restado al crecimiento 0,7 puntos debido al menor aumento de las exportaciones (2,9%) que de importaciones (4,2%).

En la oferta todos los sectores han registrado crecimientos interanueales en el segundo trimestre, con mayores aumentos que a principios de año en la agricultura (3,8%) y la construcción (7,9%), mientras que la industria ha crecido un 0,4 por ciento y el sector servicios un 2,1 por ciento.

DATOS POR PROVINCIAS

Descendiendo en el análisis, en el segundo trimestre de 2018 se ha observado un crecimiento generalizado de la actividad económica, según estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, con crecimientos interanuales superiores al promedio regional en Málaga (3,1%), Cádiz (2,8%) y Sevilla (2,7%).

Para el conjunto de 2018, las previsiones anticipan igualmente un crecimiento generalizado de la actividad económica, con aumentos superiores a la media andaluza en Málaga (3%), Sevilla y Cádiz (2,8% en ambas provincias), estimándose para Huelva y Jaén crecimientos en torno al promedio regional (2,5% y 2,4%, respectivamente).

INFLUENCIA DE LA ECONOMÍA INTERNACIONAL

Aunque la economía mundial mantiene "un perfil expansivo", durante los últimos meses ha perdido dinamismo como consecuencia de la adopción de medidas proteccionistas en el ámbito del comercio internacional y "la intensificación de los riesgos de carácter geopolítico, entre los que se encuentran los episodios de tensión vividos en Italia y el desenlace del 'brexit'", ha explicado López del Paso.

Esto ha provocado que las previsiones para España, que continúa su crecimiento de manera positiva, mantengan una moderación para los próximos meses, si bien el Fondo Monetario Internacional sitúa el crecimiento del país por encima de la eurozona y el segundo mayor de las economías avanzadas, solo superado por Estados Unidos, ha señalado.

Por estos motivos las previsiones para el resto de 2018 y 2019 mantienen un perfil de menor crecimiento, "pues la economía andaluza --y española también-- se está viendo condicionada por un contexto exterior menos favorable", así como una posible moderación de la aportación de la demanda interna, ha señalado Becerra.