Huelva.- Freshuelva asegura que la campaña fresera estará en su punto "álgido" en 15 días y se cubrirán las expectativas

Actualizado 16/03/2008 13:24:11 CET

HUELVA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la patronal Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresas (Freshuelva), José Manuel Romero, aseguró hoy que la campaña de la fresa en la provincia de Huelva alcanzará su punto "álgido" en unos 15 días" y aludió a las "buenas condiciones climatológicas vividas hasta el momento" para vaticinar que se cubrirán las expectativas.

En declaraciones a Europa Press, Romero indicó que, "aunque aún están llegando los contingentes de contratados en origen, se ha cubierto la demanda de mano de obra de los empresarios con el aumento del grueso procedente de Marruecos", que alcanzará aproximadamente el número de 13.000.

Con estos datos, indicó que, "si la meteorología continúa respetando la campaña", se alcanzarán las previsiones de saldar la campaña con una producción de 237.000 toneladas de fresas, una cifra similar a la recolectada en 2007, pese a que en esta ocasión la superficie plantada desciende en 50 hectáreas, con un total de 6.230.

Por contra, la superficie plantada de frambuesa ha experimentado un crecimiento del 2,5 por ciento, con un total de 1.230 hectáreas, que, sin embargo, es "menor al que se esperaba, lo que supone un alivio ante la dificultad de comercialización de este producto si la superficie hubiese aumentado notablemente". La producción esperada es de 10.250 toneladas.

Por primera vez, la organización también vaticinó los datos de otros productos menores como la mora, de la que se han plantado 40 hectáreas y se esperan 800 toneladas de productos; mientras que las 130 hectáreas de fresa hidropónica, las 37 de frambuesa hidropónica, las 12 hectáreas de mora hidropónicas y las 450 hectáreas de arándanos, podrían dar un resultado de 3.000 toneladas de estos productos.

Romero destacó que, en principio, las condiciones con las que se afronta la próxima campaña "son muy positivas", dado el descenso de la superficie plantada y la apuesta de la Junta por ordenar la agricultura del entorno de Doñana, que "evitará campañas de desprestigio del producto como la puesta en marcha en la pasada campaña por la organización ecologista Adena".