Huelva.- Tribunales.- Fiscal pide un informe a Medio Ambiente tras la denuncia de la Mesa de la Ría por los fosfoyesos

Actualizado 04/05/2008 14:08:16 CET

HUELVA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Huelva ha solicitado un informe a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Huelva dentro de las diligencias abiertas para investigar los vertidos de fosfoyesos de la industria de fertilizantes Fertiberia así como las "fugas" de cesio-137 procedentes de los residuos radiactivos del accidente de Acerinox ocurrido en la Bahía de Algeciras en 1998 y depositados en el Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9), en las marismas de Mendaña, todo ello tras la denuncia presentada por la Asociación Mesa de la Ría.

Así lo dieron a conocer a Europa Press fuentes del caso, que precisaron que actualmente se están tramitando diversas diligencias, tras analizar la documentación presentada por la asociación, con el objetivo de esclarecer lo sucedido en las marismas de Huelva tanto con las balsas de fosfoyesos como con los vertidos de cesio-137.

En declaraciones a los periodistas tras interponer la correspondiente denuncia el pasado día 4 de febrero, el abogado de la asociación Manuel Muñoz ya explicó que el escrito incluye documentación técnica y administrativa "sobre la realidad de lo que está sucediendo en Huelva, con un problema tan grave de medio ambiente y salud".

En este sentido, Muñoz aseguró que la Administración "sabe perfectamente lo que está ocurriendo y la gravedad de los hechos", al tiempo que subrayó que en Huelva "hay radiactividad y eso está en los informes de la propia Administración", por lo que se preguntó "por qué se oculta todo esto a la ciudadanía".

Por todo ello, el representante de la asociación solicitó el traslado de estos residuos --entre las posibles opciones se encuentra el cementerio nuclear de El Cabril (Córdoba)-- y señaló que "quien contamina es quien tiene que retirar y dejar el territorio tal cual se le dio".

Manuel Muñoz subrayó que la denuncia presentada ante el Ministerio Público "recoge una idea fundamental, como es que Huelva es una ciudad contaminada por culpa de unos vertidos que se conocen desde 1989", tras lo que señaló que el escrito "incluye una documentación lo suficientemente objetiva como para que la Fiscalía actúe en consecuencia".

INFORMES DEL CSN, JUNTA Y CSIC.

"La denuncia no va dirigida contra nadie", según prosiguió Muñoz, quien confió en que la información aportada lleve al Ministerio Público a "abrir diligencias penales contra los responsables que han provocado esta situación", punto en el que aseguró que el CSN "es tan responsable de lo que está sucediendo" como Egmasa, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente.

El presidente de la asociación, José Pablo Vázquez, ya puso de manifiesto que la denuncia "no sólo está apoyada" en el informe realizado por el laboratorio francés Criidad, solicitado por Greenpeace, que "confirma la gravedad del problema radioactivo generado por la empresa Fertiberia en las Marismas de Huelva, a causa de sus vertidos de fosfoyesos radioactivos" y advierte de los riesgos que implica la presencia de sustancias cancerígenas como el polonio 210, el radón 222 o el radio 226, sino también en otros informes realizados por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), la Junta de Andalucía y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).