Publicado 15/08/2021 10:29CET

Las pymes de El Rocío (Huelva) destacan la "mejora" en las ventas con respecto al verano de 2020

Archivo - Dos jinetes pasan por delante del Santiario de El Rocío, en una imagen de archivo.
Archivo - Dos jinetes pasan por delante del Santiario de El Rocío, en una imagen de archivo. - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

ALMONTE (HUELVA), 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Pymes El Rocío, de la aldea homónima de Almonte (Huelva), Luis María Galán, ha destacado la "mejora" en las ventas de este verano con respecto al de 2020, aunque ha apuntado que "distan mucho" de las del año 2019.

Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press, donde ha señalado que después de la situación "crítica" que han pasado, "ahora no hay quejas", así como que la mayoría de establecimientos están funcionando "al cien por cien dentro de la situación que hay con la pandemia", después de "un año y medio perdiendo dinero".

Por ello, Galán ha apuntado que las empresas llevan "dos meses muy buenos" y que los fines de semana El Rocío "se llenan bastante", al tiempo que ha explicado que este puente esperan una mayor afluencia a la aldea ya que, aunque los actos del Rocío Chico se celebrarán en Almonte al permanecer la Virgen allí por la pandemia, "muchas personas" se desplazarán estos días a la aldea, por lo que prevén tener "ocho o diez días fuertes" hasta el 20 de agosto, que pueden "salvar el verano".

Asimismo, Galán ha explicado que los hoteles de El Rocío se encuentran "llenos", aunque ha matizado que "no son de gran capacidad" y que, con la pandemia del covid, "probablemente tendrán restringido el aforo", pero que El Rocío cuenta con las visitas de los ciudadanos que tienen casas o las alquilan o "incluso los que vienen a pasar el día".

En este punto, el presidente de Pymes 'El Rocío' ha reiterado que la situación "afortunadamente ha cambiado, aunque no mucho", porque "por poco que cambie ya todo tenía que ir a mejor", toda vez que ha añadido que, por ejemplo, los supermercados "están funcionando muy bien".

Finalmente, con respecto a los establecimientos de hostelería, Galán ha explicado que "la parte negativa" es la restricción horaria que "da muy poco margen para vender", puesto que "la clientela comienza a cenar a las diez de la noche y a las doce hay que cortar", con lo cual "solo hay dos horas de ventas".

Para leer más