Publicado 14/08/2020 10:54:27 +02:00CET

Alcalde de Málaga aboga por reflexionar sobre "cambio drástico" de acuerdo de FEMP para mantener sentido de solidaridad

Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en una imagen de archivo
Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en una imagen de archivo - EUROPA PRESS

MÁLAGA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha afirmado este viernes que no se sentiría cómodo al utilizar la posibilidad de recibir unos fondos según el remanente que dispone el Consistorio "si no hay una solución para los ayuntamientos que tienen déficit".

"La solidaridad entre nosotros tiene que ser básica para mantener una unión de los municipios españoles, que me parece muy importante", ha defendido De la Torre en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, en la que ha añadido que "se debe mantener el sentido de solidaridad" y ha abogado por "reflexionar sobre la necesidad de un cambio drástico en el decreto en esta dirección".

Así se ha pronunciado De la Torre en relación con el acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en relación con el uso del superávit de los ayuntamientos y diputaciones.

A juicio de De la Torre "ha faltado" desde el Gobierno "sentido práctico, sensibilidad con todos los ayuntamientos", recordando que hay consistorios que tienen superávit, como es el caso de Málaga, pero otros que no o tienen muy poco.

En este sentido, ha dicho que "no sería justo" condicionar la ayuda del Gobierno a la proporcionalidad de lo que se tenga de superávit "porque hay grandes que tienen remanentes pequeños y ciudades pequeñas que tienen remanentes más grandes".

A su juicio, "lo lógico sería una medida como se hizo con las autonomías, que para ellas fueron 16.000 millones de euros, aquí sería menos, no tan poco como 5.000 millones, me parece una cantidad demasiado distanciada de las autonomías; pero supongamos que es eso y que se reparte en base a la población de cada municipio, tenga o no superávit o tenga déficit, tenga mucho o poco", ha detallado.

Ha insistido, por tanto, en que "el esfuerzo y lo que se necesita hacer hacia la población, pensando en los vecinos, no puede estar condicionado por la situación de que se tenga superávit o se tenga déficit", ha apostillado.

Por tanto, ha abogado por "reconducir" el acuerdo, afirmando que "estamos a tiempo, se debe negociar": "Mi criterio es negociar Gobierno y FEMP y la FEMP que escuche estos criterios que creo que debe ir en esta dirección".

"No me sentiría cómodo con utilizar esa posibilidad de recibir unos fondos en base a un remanente que tenemos, que está en torno a unos 50 millones de euros, y sería unos 17 o 18 millones lo que podríamos recibir, más aparte del transporte publico; si no hay una solución para los ayuntamientos que tienen déficit", ha explicado.

Ha vuelto a lamentar, además, que "nunca a lo largo de estos años en nuestra democracia ha planteado en España con claridad el papel de los municipios", añadiendo que se ha convertido "lo que era un centralismo a nivel nacional, por centralismos autonómicos, olvidándose las autonomías de que tenían que haber pasado, hace ya muchos años, competencias a nivel local".

"En esta crisis de salud y de economía que seguimos viviendo se ha notado el papel esencial de los ayuntamientos y somos los más débiles de Europa porque tenemos menos competencias y menos presupuesto de Europa y, sin embargo, tenemos que hacer frente a los mismos retos que tiene Europa", ha criticado.

Para De la Torre, "es absurdo que hayamos creado este país tan centralista a nivel autonómico; y ahora muy difícil de cambiar", ha dicho.

A su juicio, la FEMP debería haber sido "un gran foro defensor de las ideas que esto exponiendo" y "nunca lo fue". "Lo tenía que haber sido, sobre todo, en la creación, porque fue el momento germinal en el que se producían las transferencias; se debe mantener el sentido de solidaridad". "Reflexionar sobre la necesidad de un cambio drástico en el decreto en esta dirección", ha abundado.

No obstante, ha señalado que el decreto tiene muchos elementos positivos", asegurando que "si al Gobierno, por otra parte, le viene bien usar los remanentes se pueden usar fórmulas si fuera necesario para la economía nacional; pero los 5.000 millones de euros que el Gobierno pone para los ayuntamientos no pueden estar condicionados porque se tenga superávit o no porque se quedaría fuera los que tienen déficit, y también porque habría un injusto reparto en función de la cantidad de superávit que tenga cada municipio".

Para leer más