Publicado 01/06/2020 15:11CET

Alcaldes socialistas de Málaga piden a Junta colaboración para que las playas abran "con total garantía sanitaria"

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y los alcaldes de Torremolinos, José Ortiz; Mijas, Josele González; Benalmádena, Víctor Navas; Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y Algarrobo, Alberto Pérez
El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y los alcaldes de Torremolinos, José Ortiz; Mijas, Josele González; Benalmádena, Víctor Navas; Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y Algarrobo, Alberto Pérez - PSOE

MÁLAGA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alcaldes socialistas de Málaga han reclamado este lunes a la Junta de Andalucía colaboración para que las playas abran con total garantía sanitaria.

En concreto, los alcaldes de Torremolinos, José Ortiz; Mijas, Josele González; Benalmádena, Víctor Navas; Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y Algarrobo, Alberto Pérez, han mantenido una reunión con el secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espepejo, para abordar la apertura de playas. Los regidores han pedido al Gobierno andaluz que "respete la autonomía de los ayuntamientos".

Asimismo, Ruiz Espejo ha criticado que la Junta ha llegado a la apertura de playas "mal y tarde", a pesar de que al consejero de Presidencia, Elías Bendodo, "le gusta alardear de que el Gobierno andaluz se anticipa".

"Hoy abren las playas y ni están los vigilantes ni están los fondos que los ayuntamientos necesitan", ha asegurado Ruiz Espej, al tiempo que ha explicado que los vigilantes no han llegado aún "y ya han sufrido un recorte".

Ruiz Espejo ha advertido de que "nos prometieron que iban a venir 1.000 vigilantes a las playas de nuestra provincia y la delegada del Gobierno anunció el otro día que iban a ser 900. A ver cuántos son finalmente cuando lleguen". En cuanto los fondos, ha afirmado que los anunciados hasta el momento por la Junta "son claramente insuficientes". "No se conocen los criterios para su reparto. Y, obviamente, no han llegado a tiempo", ha añadido.

"Volvemos a pedirle a la Junta un plan riguroso para que las playas de nuestra provincia abran con total garantía sanitaria. La Junta debe certificar la seguridad de nuestras costas", ha dicho, insistiendo en que "tiene que dar garantía y seguridad sanitaria en las playas, ya que es competencia exclusiva de la administración autonómica. Y tiene que destinar a los ayuntamientos los fondos necesarios para su acondicionamiento y control".

A juicio de Ruiz Espejo, "la Junta ha dejado caer la responsabilidad de la apertura de las playas sobre los hombros de los alcaldes. Esperemos que rectifique y asuma sus propias responsabilidades porque nos jugamos mucho este verano".

Por otro lado, los socialistas han destacado el "esfuerzo" del sector y los municipios para que el destino turístico esté ya preparado de cara a la temporada de verano.

Así, Ruiz Espejo ha insistido en que la apertura de las playas en óptimas condiciones sanitarias es clave para la economía y el empleo. "Nuestra provincia tiene 14 municipios con playas, una planta hotelera renovada y un prestigio ganado a pulso gracias al trabajo de empresarios, trabajadores e instituciones", ha resaltado.

"AYUNTAMIENTOS GOBERNADOS POR PSOE NOS SENTIMOS MALTRATADOS POR JUNTA"

Por su parte, el regidor de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, ha asegurado que los ayuntamientos gobernados por el PSOE "nos sentimos maltratados por la Junta de Andalucía, una vez más".

"La responsabilidad de lo que pueda pasar en lo que no tenemos competencias como las sanitarias, recaerá en los alcaldes y alcaldesas", ha dicho.

Asimismo, ha añadido que "estamos en un momento complicado, hemos pedido diálogo y transparencia y ambas cuestiones han sido negadas por el gobierno de PP y Cs en la Junta, más allá de que no han contado con nosotros, ha faltado transparencia con las tarjetas monedero o con el convenio de playas que nos han enviado, que tiene muchas dudas por despejar".

En este sentido, ha criticado el reparto "indiscriminado" del personal de vigilancia de playas o el dinero de las ayudas regionales para los municipios, "estamos discriminados, no sabemos los parámetros para saber por qué vienen solo 82 personas con funciones que ya estaban incluidos en nuestro plan de contingencia y tampoco sabemos ni el material que tendremos que comprar para acceder a las ayudas", ha expresado.

Además, ha pedido a la Diputación de Málaga que destine los remanentes positivos que, año tras año, los ayuntamientos destinan de la aportación de parte de los impuestos de los ciudadanos, "con ese dinero podríamos invertir en los vecinos para paliar muchas de las necesidades que estamos atendiendo para no perder la cohesión local y para que el comercio local pueda seguir reactivándose".

Por su parte, el regidor de Torremolinos, José Ortiz, ha exigido a la Junta que establezca la garantía sanitaria de las playas, "nos preocupa el grado de confusión que, a través del consejero de Turismo, se ha trasladado con el sello de calidad".

"Se ha planteado una declaración responsable, que nunca puede tener la valía que traslada una certificación de garantía sanitaria, que es fundamental para competir con otros destinos porque los operadores del turismo nos lo van a pedir, no solo a los destinos sino a los hoteles, equipamientos e instalaciones, entre otros", ha afirmado.

Por tanto, Ortiz ha pedido que Andalucía se incorpore como sí han hecho otras CCAA al proceso para la certificación sanitaria por normas UNE-ISO para el mercado internacional, "si la Junta confunde una declaración responsable con lo que tiene que ser una norma ISO de garantía internacional, estamos confundiendo al sector y nos estamos equivocando a la hora de trasladar esa seguridad a los mercados con los que tenemos que competir. Así se lo hemos trasladado directamente por carta al consejero y la respuesta sigue siendo la misma", ha añadido.

"Los ayuntamientos tenemos que hacer frente a esta situación con recursos escasos, hemos hecho un esfuerzo enorme con la campaña de playas pero ahora que prima la seguridad de bañistas, visitantes y ciudadanos, debemos tener más recursos y no ha sido así. De los 10,5 millones de euros que la Junta anunció, cinco millones se han repartido de forma cuestionable por municipios y nos queda un sobrante de otros cinco millones que no es amplio pero que tampoco aparece, no sabemos en qué lo vamos a invertir", ha manifestado.

También ha criticado que "estamos ante un ataque a la autonomía municipal, a nuestra estabilidad económica al no darnos los recursos que necesitamos y que tendrían que ir a los servicios sociales como ha pasado con la tarjeta monedero o a futuros planes de empleo, mientras que los agentes de playas no están gestionados por los ayuntamientos".

Por último, el regidor de Benalmádena, Víctor Navas, ha afirmado que "es una buena señal" que el diez por ciento de las reservas turísticas internacionales que está recibiendo nuestro país se concentre en Andalucía, "Torremolinos y Benalmádena estamos tirando de la demanda y esperamos que pueda repercutir en generar más empleo y riqueza", ha dicho.

No obstante, ha criticado "el ataque a la autonomía de los ayuntamientos de la Junta, que tendría que tener una sensibilidad con los consistorios, que somos los que conocemos la realidad de los territorios y los que tenemos la cercanía ante los ciudadanos. No sabemos cómo se van a gestionar los agentes de playas o como se van a gestionar los servicios sociales comunitarios, eso nos supone mucho desasosiego".

"Existe un afán centralizador de los gobiernos de derecha de quitarnos cualquier tipo de autonomía, lo hicieron en 2014 con la ley de estabilización presupuestaria y lo hacen ahora en la Junta en aspectos tan importantes como la gestión de las playas. Pido a la Junta que respete la autonomía de los ayuntamientos, somos los que trabajamos en primera línea para garantizar los servicios y para dar calidad al sector turístico, pedimos que se nos respete y que se nos deje trabajar", ha concluido.