Bendodo asegura que el PP "se juega mucho" en las municipales y concurrirá con el aval del "deber cumplido"

Publicado 08/12/2014 12:19:40CET
EUROPA PRESS

Aspira a presidir la Diputación durante otro mandato, aunque insiste en que "más de ocho años en el mismo cargo no son necesarios"

MÁLAGA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Málaga y de la Diputación, Elías Bendodo, ha admitido, a menos de seis meses de los próximos comicios municipales, que su formación "se juega mucho" en esta cita electoral, en tanto que "ponemos a exposición pública el balance de nuestra gestión, teniendo en cuenta que el Partido Popular gobierna en la mayoría de instituciones y de grandes localidades de la provincia". Eso sí, ha subrayado que se presentan con "la satisfacción del deber cumplido" y "no para ganar más poder, sino para recuperar la confianza de la gente".

Según lo que percibe en la calle, "los ciudadanos respaldan y apoyan la gestión realizada por el PP durante estos tres años y medio", ya que "han notado en sus municipios la mano de los gobiernos 'populares'". En consecuencia, se ha mostrado seguro de "estar en condiciones de renovar la confianza de la gente en las próximas elecciones".

Aunque ha reconocido que las circunstancias de las anteriores municipales no son las de las próximas, ha apuntado que "eso se suplirá con nuestro balance de gestión: esa cresta de la ola en la que estábamos en 2011 no es la cresta de la ola de 2015, pero eso se compensará con la buena gestión y la cercanía de nuestros alcaldes y de la propia Diputación".

Sin olvidar que "la verdadera encuesta será la del 24 de mayo, cuando los ciudadanos depositen su voto en las urnas", ha declarado, en una entrevista concedida a Europa Press, que concurrirán a esos comicios "con muchísima ilusión y con el aval de haber hecho los proyectos que considerábamos adecuados para que nuestros municipios siguieran creciendo".

Frente al PSOE, que "sólo son gestos", el Partido Popular "es gestión", ha expuesto. Y es que "nosotros resolvemos los problemas de la gente y los socialistas son expertos en contar cómo no son capaces de resolverlos", ha defendido el presidente provincial del PP.

Unas elecciones municipales tras las que Bendodo aspira a volver a ocupar el sillón de la Diputación de Málaga para así continuar con el proyecto del PP, que "tiene una duración de ocho años" y a través del cual "se ha conseguido que la institución haya pasado de una situación de quiebra técnica real", después de los gobiernos de PSOE e IU, a ser "la más saneada y la que más invierte en la provincia".

"Mi objetivo es estar otros cuatro años y poder culminar así nuestro proyecto", ha indicado, insistiendo en que "es una opinión personal, pero, para mí, más de ocho años en el mismo cargo no son necesarios". También ha vuelto a abogar por la elección directa del presidente de la Diputación por parte de los ciudadanos para "avanzar así en calidad democrática".

MUNICIPIOS SIN CANDIDATOS

En cuanto a los candidatos del PP, ha restado importancia al hecho de que haya municipios en los que aún no tengan un cabeza de cartel ante los últimos acontecimientos, como es el caso de Alhaurín el Grande, donde sus concejales se dieron de baja en el PP para apoyar a Juan Martín Serón en su vuelta como alcalde tras cumplir una condena de un año por el caso 'Troya', o Benamocarra, a cuyo regidor, Abdeslam Lucena --no es militante del Partido Popular, pero en las últimas municipales se presentó bajo las siglas de esta formación--, la Audiencia de Málaga ratificó su condena por un delito de calumnia, injurias y desobediencia, aunque le absolvió de malversación de caudales públicos.

"Tendrán candidatos, aún no hay nombres, pero los habrá", ha asegurado Bendodo, defendiendo, además, la actuación llevada a cabo en estos dos municipios y también en Benalmádena, donde el Ejecutivo de la 'popular' Paloma García Gálvez se encuentra en minoría tras la destitución de dos de sus socios de gobierno de UCB Francisco Salido y Concepción Tejada.

En este punto, ha aseverado que "hemos actuado con responsabilidad en los tres municipios, hemos hecho lo que la gente nos pedía y a partir de ahí vamos a construir los nuevos proyectos del PP". Asimismo, ha dejado claro que la proliferación de casos de corrupción política en España en los últimos meses no ha influido en sus decisiones: "se hubiera actuado exactamente del mismo modo".

Tal y como ha vuelto a declarar Bendodo, "prefiero renunciar al poder territorial antes que perder la confianza de la gente". "Hemos tomado muchas decisiones muy difíciles, pero necesarias; es el momento de aparcar los intereses partidistas y recuperar la confianza de los ciudadanos", ha afirmado.

Preguntado por si cree que puede ser utilizado por la oposición de cara a las municipales el hecho de que dos de sus diputados provinciales hayan abandonado el grupo 'popular' para pasar al de no adscritos, como es el caso de Antonia Ledesma (Alhaurín el Grande) y Abdeslam Lucena (Benamocarra), Bendodo ha opinado que "el tú más ya no vale" porque "ha hecho y sigue haciendo mucho daño". "Es un fracaso absoluto; es abusar de la confianza de la gente y ha hundido aún más a los dirigentes políticos, tanto del PP como del PSOE", ha advertido.

ENTENDIMIENTO ENTRE PSOE Y PP

Precisamente, en este punto ha apostado por acercar posturas entre los dos partidos mayoritarios para "acabar con ese descrédito político y recuperar los puentes deteriorados". "La gente lo que quiere es que el PSOE y el PP se entiendan para ofrecer soluciones a sus problemas y actuar con responsabilidad", ha manifestado, precisando que una cuestión es ese entendimiento en beneficio del ciudadano, que cuanto antes se alcance "será mejor", y otra muy diferente, posibles coaliciones: "somos dos formaciones distintas con ideas distintas".

Al ser cuestionado por el auge de nuevas formaciones como Podemos, el presidente del PP malagueño ha señalado, en el caso concreto del partido liderado por Pablo Iglesias, que "tiene que definir lo que quiere y qué haría realmente si gobernara".

"Ahora mismo lo que hay frente al PP, "un partido que sabe gestionar y que ha demostrado su solvencia, sacando de la crisis a España", es "un cóctel, un batiburrillo, de partidos de izquierdas en un continuo debate de quién es más de izquierdas", ha considerado. Para Bendodo, la conclusión de ello es que "en toda la izquierda hay una gran crisis identitaria, ni PSOE ni IU ni Podemos saben dónde ubicarse" y, en consecuencia, "no están capacitados para dar solución a los problemas de la gente".

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial