Publicado 09/12/2021 14:16CET

Los contratos adicionales tras brote de COVID declarado entre profesionales del Hospital Regional de Málaga son 35

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en una imagen de archivo
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en una imagen de archivo - María José López - Europa Press

SEVILLA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha indicado este jueves que tras el brote de COVID-19 conocido este pasado domingo que afecta a profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Regional de Málaga, ha habido una petición de 35 contratos adicionales "para mantener la misma actividad que está teniendo la UCI del Hospital Regional".

Cabe recordar que el pasado martes el Servicio Andaluz de Salud (SAS) procedió a hacer contrataciones de personal para reforzar la plantilla de la Unidad de Cuidados Intensivos después del brote, aunque no trascendió el número.

Aguirre, que ha indicado que el brote afecta a 81 personas, tanto profesionales como casos asociados, ha precisado que la perdida de contratos que tuvo lugar el 31 de octubre "ninguno se perdió de esta parte de la UCI del Hospital Regional".

"Tenemos el mismo personal que teníamos en plena epidemia; en pleno brote importante tercero de COVID y lo que hemos hecho es reforzarlo como consecuencia de los que tienen que estar en aislamiento en su casa", ha incidido el consejero andaluz de Salud durante la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno.

Por otro lado, ha detallado que este brote "tiene la singularidad de que está vinculado a un hospital y al departamento de UCI. Igual que otros brotes hemos tenido ligados a otros tipos de eventos que no son sanitarios. Este quizá se carga un poco más la tinta al hecho de ser sanitarios", ha señalado.

De igual modo, ha explicado que actualmente no hay ningún ingreso hospitalario entre los 81 que han dado positivo como consecuencia del brote y ha señalado que "todos estaban vacunados. Los que son sanitarios tenían su tercera dosis de vacuna puesta en tiempo y forma".

Por último, ha mostrado agradecimiento a todo el personal sanitario "que durante el fin de semana se han ido sustituyendo, haciendo turnos y cumpliendo para dar la máxima calidad asistencial en la UCI del hospital de Málaga".

Al parecer, según se conoció este brote podría tener su origen en una comida de Navidad de profesionales del Hospital Regional en la que se dieron cita más de 170 personas en un restaurante en el distrito de Teatinos. No obstante, otras fuentes sostienen que los resultados de las pruebas no son concluyentes puesto que los profesionales se sometieron a test de antígenos antes de la misma, dando negativo; de ahí que el origen pudiera ser anterior.