Actualizado 22/03/2021 15:39

Denunciados en Málaga más de 800 personas y 15 locales en el fin de semana por incumplir medidas frente al Covid

Archivo - Policía Local de Málaga en una imagen de archivo
Archivo - Policía Local de Málaga en una imagen de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

MÁLAGA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Policía Local de Málaga han propuesto para sanción a lo largo del fin de semana a más de 800 personas y 15 locales por diferentes incumplimientos respecto a las medidas preventivas frente al COVID-19.

El aumento de efectivos en el dispositivo policial desplegado, sobre todo en el centro de la ciudad, sumado a la relajación en las medidas por parte de algunos ciudadanos, sobre todo jóvenes, ha motivado que este sea el fin de semana en el que se han interpuesto un mayor número de denuncias, destacando las 510 por no llevar mascarilla, o las 276 por el incumplimiento de la limitación de la libertad de circulación de personas en horario nocturno, han informado desde la Policía Local a través de un comunicado.

De igual modo, han sido un total de 15 los establecimientos denunciados, entre los que se encuentra uno al que policías locales sorprendieron vendiendo bebidas alcohólicas a menores de edad y dos reincidentes en incumplimientos hacia las medidas preventivas frente al coronavirus.

BAR REINCIDENTE Y 68 CLIENTES PROPUESTOS PARA SANCIÓN

La primera intervención tuvo lugar sobre las 20.00 horas del pasado sábado 20 de marzo en un establecimiento ubicado en calle Andrómeda, al que se desplazaron agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga, que prestan su servicio de paisano, tras tener conocimiento de la posible estancia de menores y clientes sin mascarilla, hecho que corroboraron los policías locales a su llegada.

Además, los agentes no observaron en ningún momento que el personal del establecimiento les llamase la atención ni les informase de las normas preventivas a seguir. Con el apoyo del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) del propio Cuerpo policial, fueron denunciados un total de 68 clientes por no hacer uso de mascarilla.

Al frente del establecimiento se encontraba uno de los propietarios, un hombre de 37 años, que presentó declaración responsable para la actividad de bar sin música, siendo denunciado por carecer de permiso de música y no ajustarse a la actividad autorizada tras comprobarse que tenía música puesta y disponía de un amplificador con mesa mezcladora.

Los agentes también propusieron para sanción al establecimiento en acta de denuncia por incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el COVID-19 en lo que se refiere a la distancia de seguridad en hostelería y por infracción grave, con riesgo a entre 15 y 100 personas.

SEGUNDO LOCAL REINCIDENTE Y 48 CLIENTES DENUNCIADOS

Por otro lado, la segunda actuación tuvo lugar sobre las 18.00 horas del pasado domingo 21 de marzo, en un establecimiento ubicado en calle Beatas al que, en primera instancia, acudieron agentes del GIP, igualmente de paisano, tras una investigación en redes y fuentes abiertas de Internet a raíz de la cual tuvieron conocimiento de que el local publicitaba actuaciones en directo de un cantante solista y de un grupo musical.

Una vez dentro, los agentes comprobaron que había unas 60 personas, de las que 48 fueron denunciadas tras comprobarse que no hacían uso de mascarilla, para lo que contaron con el apoyo de una dotación del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga.

Los policías locales identificaron al responsable del establecimiento, un hombre de 33 años, que presentó declaración responsable para la actividad de bar con música sin cocina, no contando con licencia que le permitiera llevar a cabo actuaciones en directo, a pesar de lo cual, en el momento de la intervención, contaba con un grupo musical con tres componentes: vocalista, teclado y percusión, así como elementos de sonido como amplificador y altavoces.

El establecimiento fue propuesto para sanción por infracción grave al no exigir a los clientes el uso de mascarillas, suponiendo o pudiendo suponer la celebración de la actividad un riesgo a entre 15 y 100 personas, carecer de autorización para celebrar un espectáculo ocasional o extraordinario, no ajustarse a la actividad autorizada, además de ser apercibido de que tratándose de un establecimiento reincidente, que ya fue denunciado el pasado 7 de diciembre por superar el aforo y otros incumplimientos, una nueva reincidencia podría suponer una infracción muy grave que podría conllevar responsabilidades penales.

Más información