Detenido en Málaga por acosar y hostigar a su expareja, a la que siguió durante varios meses

Actualizado 12/04/2019 12:26:21 CET
Policia Nacional Nota De Prensa Y Foto "La Policía Nacional Detiene A Un Hombre
POLICÍA NACIONAL MÁLAGA

MÁLAGA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 56 años y nacionalidad española ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional como presunto responsable de un delito de malos tratos en su modalidad de acoso u hostigamiento. El arrestado, desde el pasado mes de octubre hasta el momento de su arresto, habría sometido a la víctima a seguimientos diarios.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada ante la Policía Nacional por una mujer que manifestaba que estaba siendo acosada por su expareja durante los últimos meses, concretamente desde el mes de octubre, momento en que salió de prisión donde cumplía una pena por malos tratos en el ámbito familiar en un contexto similar, según han informado desde este cuerpo en un comunicado.

Según la investigación, el investigado había sometido a la perjudicada a seguimientos diarios, merodeando en actitud vigilante las inmediaciones de su domicilio prácticamente a diario. Para llevar a cabo su propósito se situaba regularmente en un lugar próximo al portal del edificio en el que vivía la víctima, llegando, en ocasiones, a seguirla de manera discreta.

Una de las veces en que la persiguió, la víctima, al percatarse, se giró para recriminarle la acción, recibiendo como respuesta varios insultos. Finalmente, durante un fin de semana en que la denunciante se encontraba ausente de su domicilio, el investigado intentó ocupar ilegalmente la vivienda de ella, extremo que no consiguió al ser detenido en el interior.

El hombre fue localizado y detenido como presunto responsable de un delito de acoso u hostigamiento. Ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial competente que ha ordenado su ingreso en prisión preventiva; además de imponerle una orden de alejamiento e incomunicación.

El delito de acoso u hostigamiento fue introducido en el Código Penal para dar cobertura a conductas insistentes, incluso persecutorias, que se suelen dar entre exparejas. El no aceptar un "no" por respuesta e insistir en retomar la relación --ya sea a través del teléfono o buscando la cercanía física-- puede suponer la comisión de una infracción penal, que puede venir acompañada de una medida de alejamiento, han puntualizado desde la Policía Nacional.