Diputación destina 300.000 euros a la construcción de un centro de día para enfermos de Alzheimer en Fuengirola

Publicado 21/01/2014 18:55:03CET
La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, y la diputada Ana Mata
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

FUENGIROLA (MÁLAGA), 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Málaga ha destinado una partida de 304.000 euros a las obras de construcción del nuevo centro de día de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Fuengirola y Mijas (AFA), que se ubicará en una parcela cedida por el Ayuntamiento fuengiroleño.

Así lo ha dado este martes a conocer la vicepresidenta tercera y responsable de Derechos Sociales del ente supramunicipal, Ana Mata, junto con la alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña y la presidenta de AFA, Francisca Lebrón.

Se trata de un proyecto que puso en marcha la asociación en 2009 pero que cuyas obras han permanecido paradas por falta de financiación. Finalmente, gracias a la aportación de la institución provincial y otras entidades y donaciones privadas, está previsto que las nuevas dependencias puedan abrir sus puertas en el mes de septiembre de este año.

El centro que se convertirá en el complejo "más innovador" de la Costa del Sol en el tratamiento de pacientes de enfermedades neurológicas y se ubica sobre terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Fuengirola, "está a falta de la instalación de todo el cableado eléctrico, el ascensor, sanitarios, mobiliario y terminar algunas partes, como por ejemplo el falso techo", según ha explicado Lebrón.

Asimismo, Mata ha recordado que cuando el actual equipo de gobierno asumió la gestión de la Diputación, "la provincia carecía de un mapa de infraestructuras sociosanitarias y existían muchos edificios sin terminar" repartidos por distintas localidades.

"Desde la Diputación no contamos con el dinero suficiente, pero sí estamos intentando que edificios como éste puedan ser viables. El Ayuntamiento de Fuengirola hizo un importante esfuerzo cuando cedió los terrenos para que este centro fuese una realidad", ha insistido, al tiempo que ha apuntado al hecho de que la apertura del centro supondrá también la creación de empleo.

Por su parte, Oña ha subrayado que "todo lo que se hace nunca es suficiente. La enfermedad sigue y puede afectar cada día a personas más jóvenes". "No podemos dar la espalda a esta circunstancia, no nos podemos dar por vencidos y hay que seguir luchando", ha señalado la alcaldesa, quien ha destacado que es "un día de muchísima alegría".

Oña ha recordado que esta ayuda económica ha sido posible gracias a una visita que realizó el pasado mes de octubre el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, al edificio en obras de Los Pacos, donde pudo conocer cómo funciona la entidad y las necesidades económicas que tiene, comprometiéndose a estudiar si podría destinar alguna cantidad a este centro.

"Venimos a acompañaros en un día importante, pues os queremos decir que el edificio se va a terminar gracias a esta ayuda de Diputación. Si la Junta de Andalucía no aporta, nosotros intentamos hacer lo posible para lograrlo. De hecho, en su día nosotros dimos una ayuda, además de ceder los terrenos", ha explicado la regidora.

INSTALACIONES

La futura Unidad de Estancia Diurna de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer se levanta sobre una parcela de 900 metros cuadrados y estará instalada en un edificio de 1.713 metros cuadrados distribuidos en dos plantas sobre rasante y una planta de sótano. En la distribución del interior primará la facilidad en las circulaciones, la separación de enfermos en función de sus estados y la ubicación de los distintos usos asistenciales.

En cuanto al reparto del edificio, la planta alta contará con área de actividades y terapias para enfermos y familiares, sala de ordenadores, trabajo social, podólogo, enfermería, aseos, baños geriátricos, asesoría, archivo y la propia administración del centro.

La planta baja albergará las salas de trabajo, las consultas, cocina, comedores, dirección, psicólogo, sala de exploración, médico, aseos para minusválidos, baño geriátrico y sala de espera. Y por último, en la planta semisótano, que quedaría para una segunda fase tras poner en funcionamiento el resto del edificio, estará la piscina para fisioterapia, gimnasio, salón de actos, aseos para minusválidos y lavandería, además de otras estancias complementarias.

Estas futuras instalaciones contarán con un área diseñada específicamente con la distribución de un apartamento para que los enfermos puedan realizar tareas domésticas y labores cotidianas como por ejemplo barrer, hacer la cama o fregar los platos. Entre los avances incluidos en el proyecto, destacan los sensores en el suelo que se instalarán en los baños para detectar posibles caídas o desvanecimiento de los enfermos que aún pueden acudir solos.

También se instalará un circuito cerrado de televisión para el control de los pacientes tanto de los cuidadores como de los propios familiares que tendrán la oportunidad de ver cómo se encuentran sus familiares a través de Internet.