Una empresa malagueña, primer centro autorizado para elaborar vacunas "a la carta" en acuicultura

Actualizado 04/06/2012 14:06:16 CET

MÁLAGA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La spin-off de la Universidad de Málaga (UMA) ProBío acuicultura es la primera empresa española que ha sido autorizada como Centro Elaborador de autovacunas para comercializar vacunas "a la carta" que prevengan y controlen enfermedades en especies acuícolas de cultivo.

Es decir, está autorizada para elaborar tratamientos preventivos específicos para cada especie y cada enfermedad en una instalación acuícola, frente a las vacunaciones genéricas y otros métodos que no combaten el microorganismo concreto causante de la enfermedad y que, por tanto, tienen menor eficacia.

Estas últimas conforman las prácticas tradicionales, que aportan una solución general que puede tener reacciones secundarias en el pez o reducir la efectividad de futuras vacunas, según ha informado la Fundación Andaluza para la Divulgación de la Innovación y el Conocimiento, Descubre, en un comunicado.

En este sentido, una de las socias de la empresa, Marta González, ha indicado que "un mismo patógeno puede afectar de forma distinta al mismo pez si vive en el Mediterráneo o en el Atlántico".

SEROTIPO

Estos efectos diferenciados se deben al denominado serotipo, es decir, a las pequeñas diferencias genéticas que provocan que un mismo patógeno tenga efectos individuales. Por ello, las biólogas de ProBío analizan a los individuos que van a vacunar, aíslan las bacterias que les están afectando y diseñan una vacuna específica para inocular en esa granja.

Las principales enfermedades a las que se enfrentan están provocadas por bacterias que causan, entre otros, úlceras y hemorragias en los peces, reduciendo sus posibilidades de comercialización. Para evitarlo, se aplican tratamientos combinados que incluyen vacunas, aditivos nutricionales y bacterias probióticas, es decir, microorganismos beneficiosos para la salud de los peces.

Además, esta empresa malagueña personaliza el formato en el que los peces reciben el tratamiento, de modo que, según el caso, se opta por añadir los probióticos o prebióticos al pienso o encapsularlos para que los peces ingieran la concentración específica, ha explicado González.

PROBÍO ACUICULTURA

La empresa ProBío Acuicultura es una spin-off de la Universidad de Málaga, perteneciente a Andalucía BioRegión, iniciada por dos biólogas: Olga Espinosa y Marta González. La firma cuenta con cuatro departamentos: consultoría, formación, producción e I+D, aunque su actividad principal reside en la producción de autovacunas y bacterias probióticas.

Han sido las primeras en el ámbito nacional en obtener la autorización para elaborar autovacunas, lo que les llevó a promover un cambio en la legislación: "No existía nadie en España que comercializara las autovacunas, sino que las universidades y centros de investigación se encargaban de los tratamientos", aclara González, y para conseguir los permisos de comercialización tuvieron que solicitar un cambio en la ley.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial