21 de febrero de 2020
 

La empresa de la nave incendiada espera retomar parte de su actividad la próxima semana

Actualizado 02/08/2013 16:24:55 CET
Poligo La Pañoleta, Vélez-Málaga
Foto: EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

VÉLEZ-MÁLAGA (MÁLAGA), 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La empresa Loypar, propietaria de la nave industrial de alimentación y suministros de hostelería situada en el polígono La Pañoleta de Vélez-Málaga (Málaga) que este pasado jueves resultó afectada por un importante incendio, espera poder retomar parte de su actividad la próxima semana, al no haber afectado el fuego a los espacios desde los que desarrolla su labor de distribución.

   Así lo ha explicado este viernes a Europa Press el gerente de Loypar, Antonio López Pardo, quien ha indicado que la actividad de distribución podría quedar restablecida "en un 90 o 95 por ciento" la próxima semana, aunque, por el contrario, la venta directa al público no tiene aún fecha prevista de reinicio, puesto que el módulo donde se llevaba a cabo esta labor ha sido el más dañado por el incendio.

   "Para la parte que abríamos al público, que es la que ha sido afectada, de momento no tenemos fecha; estamos barajando opciones, pero hasta que no nos digan qué podemos hacer, si podemos entrar y ver el alcance no podemos saberlo, pero la distribución sí porque teníamos otras naves a las que no ha afectado el incendio, y desde ahí estamos haciendo el suministro", ha precisado.

   En cuanto al estado en que han quedado las instalaciones, López Pardo ha detallado que las llamas, que tuvieron su origen en el sótano de una de las naves, han afectado a un módulo completo, que ha quedado inutilizable, y al sótano de otro, "que no está tocado en estructura aparentemente", pero en el que todos los artículos están cubiertos "por esa grasa tóxica que origina el fuego".

   "Uno de los módulos va completo fuera y el otro estamos esperando a que lleguen los arquitectos y los peritos y nos digan", ha señalado el gerente, que está pendiente de poder acceder a las naves para evaluar la cuantía de los daños y recuperar la información almacenada en los elementos informáticos de seguridad de la empresa.

TRABAJADORES

   En cualquier caso, la preocupación de los responsables de Loypar, más que por el material y los productos perdidos, que estaban asegurados, pasa por las consecuencias que el incendio pueda tener para el futuro de los más de 40 trabajadores con que cuenta la empresa, al no poder retomar de inmediato toda su actividad.

   "Lo peor es que aquí había más de 40 familias, y ahora vamos a ver que les afecte lo menos posible porque es gente que ha dado mucho, que ha trabajado muy bien y se ha preocupado mucho por la empresa, y ahora cuesta tener que decirle que a lo mejor tenemos que tomar medidas", ha asegurado López Pardo.

   El gerente también ha lamentado que el suceso se haya producido "en el peor mes, en verano, que es cuando está lo más fuerte", pero ha mostrado su resignación porque "las cosas vienen cuando vienen y es lo que nos ha tocado", al tiempo que ha expresado su satisfacción por el hecho de que el fuego no haya causado ningún daño personal.

   "Lo bueno es que no le ha pasado nada a ningún cliente ni empleado; se desalojó rápidamente, no hubo problemas y ahora toca intentar ponernos al día lo más rápido posible", ha finalizado.

   El incendio en esta nave, situada en la calle Zurbarán del polígono La Pañoleta, se inició en torno a las 12.20 horas de este pasado jueves, y movilizó a más de 50 efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB), así como a numerosas patrullas de la Policía Local, del Cuerpo Nacional de Policía y a miembros sanitarios y de Protección Civil.

   Finalmente, el incendio quedó controlado en torno a las 17.00 horas y fue extinguido unas horas después, aunque los efectivos contraincendios han permanecido en la zona durante toda la noche y varias dotaciones, tanto de Bomberos como de la Policía Nacional, aún se mantenían en el lugar a mediodía de este viernes.