Publicado 18/11/2015 17:48CET

Expertas abogan por la educación en igualdad y acabar con los "micromachismos" en los jóvenes

Jornada vioencia de género Diputación
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

MÁLAGA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Expertas que han participado este miércoles en la jornada sobre la violencia de género en menores y adolescentes, organizada por el Área de Igualdad de la Diputación de Málaga y el Colegio de Abogados, han apostado por la "educación en igualdad que ganará definitivamente la batalla" contra esta lacra y por acabar con "los micromachismos" en los jóvenes.

Profesionales del ámbito sanitario, educativo, social, jurídico, psicológico, fuerzas de seguridad, alumnado y profesorado de la Universidad de Málaga (UMA) han participado en esta jornada que forma parte de las actividades de sensibilización que organiza la corporación provincial con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género.

En el acto inaugural, la vicepresidenta y diputada de Igualdad, Ana Carmen Mata, ha explicado que se ha querido centrar el debate en la consideración de los menores como víctimas directas de este tipo de violencia, y las repercusiones que para las mujeres y sus hijos puede tener, y por otro lado, en la importancia que la percepción de los jóvenes tienen sobre las actitudes machistas, "ya que estamos sufriendo una involución en cuestiones de igualdad en muchos aspectos".

En la misma línea, el diputado de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Málaga Guillermo Jiménez también ha puntualizado que "la violencia contra la mujer es otro de los quebraderos de cabeza de la sociedad. La violencia machista no entiende de estereotipos, de clases sociales ni de edad".

Asimismo, también ha manifestado que "es fundamental" la educación y la prevención y "en el caso de los menores y adolescentes, está claro que cualquier medida que se tome debe dirigirse no sólo a ellos, sino también a su entorno, sobre todo a su familia".

Ejemplo de ello es la campaña 'Por un buen rollo' que desarrolla el Colegio de Abogados junto a la Diputación dirigida a menores y adolescentes de la provincia cuyo objetivo es formar a los estudiantes en materia de prevención de violencia de género.

La fiscal delegada de Andalucía de Violencia a la Mujer y contra la Discriminación Sexual, Flor de Torres, ha sido la encargada de comenzar las ponencias con su intervención sobre 'Menores víctimas directas de violencia de género', en la que ha manifestado que "los menores son víctimas reales que hasta ahora eran invisibles, por lo que ya se puede hablar de menores como víctimas directas de la violencia de género y así lo demuestras numerosos estudios empíricos".

En el transcurso de su charla, De Torres ha destacado que muchos menores expuestos a la violencia de género llegan a sufrirla en primera persona, pudiendo incluso desarrollar patologías en un futuro. También ha hecho referencia a los datos aportados por el informe 'Detecta' del Instituto Andaluz de la Mujer, que muestra la realidad social que viven los jóvenes en Andalucía.

En este sentido, se refleja que uno de cada cuatro adolescentes cree que la mujer debe estar en su casa con la familia, el 10 por ciento de los jóvenes andaluces cree que es el hombre el que debe tomar las decisiones importantes en la pareja, más del 20 por ciento cree que la mujer es más débil que los hombres y el 50 por ciento de los jóvenes piensa que la mujer aguanta la violencia de género.

"Es necesario apostar por la educación en igualdad que ganará definitivamente la batalla contra la violencia de género y el 'status quo' del denostado sistema patriarcal", ha concluido la fiscal.

A continuación, la presidenta de la Subcomisión de Violencia sobre la Mujer del Consejo General de la Abogacía Española, Filomena Peláez, ha realizado una disertación sobre el Estatuto de la Víctima que abre la necesidad de que el legislador "visibilice a los menores e incluso tengan una representación independiente a los propios intereses de la madre".

Asimismo, ha dicho que "las noticias de todas aquellas mujeres que son humilladas, golpeadas y sometidas a diario, son las que realmente nos deberían sobresaltar e incidir para que no se aumente el número de víctimas, todos como sociedad podemos combatir la lacra de la violencia de género. Hay que conseguir arrinconar la violencia, los agresores y reducirlos a la nada para que estas jornadas dejen de existir".

A lo largo de la ponencia, Peláez ha recordado que "no es posible mantener los micromachismos, las actitudes que los menores y jóvenes han adquirido y no son propias de este tiempo". Sobre el Estatuto de la Víctima, ha destacado que aglutina y recoge en un solo texto los derechos de estas personas que estaban dispersos en gran parte de legislaciones, y ha explicado lo que supone su puesta en práctica.

También estaban previstas las intervenciones de la presidenta del Observatorio contra la contra la Violencia doméstica y de Género, María Ángeles Carmona; de la directora general del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Rosa Urbón; de la profesora de la UMA Verónica de Miguel y de la psicóloga y jefa del Negociado de Violencia de Género del Área de Igualdad del Ayuntamiento, Angélica Cuenca.

Mata ha destacado la "relevancia del tema central escogido para esta jornada ya que los últimos datos según el Ministerio de Igualdad demuestran un incremento de la discriminación sexual y la violencia de género entre jóvenes y menores".

Por otra parte, la vicepresidenta ha recordado el esfuerzo que el ente provincial realiza de forma permanente para mejorar el conocimiento de este fenómeno de la violencia de género entre la sociedad.

Ha subrayado que la prevención "es una herramienta esencial" y ejemplo de ello son las jornadas que, dentro de las actividades con motivo del 25 de noviembre, se están realizando en La Noria. Talleres de educación sexual desde la igualdad y la diversidad, donde 220 alumnos de institutos de educación secundaria de distintos municipios de la provincia podrán adquirir conceptos para desarrollar actitudes abiertas y positivas, y poder tomar así conciencia para favorecer la eliminación de discriminaciones en función de la orientación sexual y la identidad de género.