Hogar Abierto llama al acogimiento familiar de los menores extranjeros no acompañados

El equipo de Hogar Abierto muestra su calendario de 2018
HOGAR ABIERTO
Publicado 07/01/2019 10:53:36CET

MÁLAGA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La asociación Hogar Abierto ha hecho un llamamiento para que las familias malagueñas acojan a los menores extranjeros no acompañados (MENA), ya que "vienen sin ningún tipo de apoyo". Además, han resaltado que necesitan más voluntarios para acoger a grupos de más de tres hermanos.

En el año 2018 Hogar Abierto ha atendido a 316 menores y ha trabajado con 396 familias. Con 240 se han llevado a cabo labores de apoyo y seguimiento, tanto a las familias acogedoras como a los menores, mientras que al resto, 156, se les ha ofrecido información respecto al programa de acogimiento familiar.

A pesar de que Málaga "es la mayor provincia acogedora de España" la coordinadora de Hogar Abierto Marisol Romero ha resaltado a Europa Press que "necesitamos muchísimas familias que se lleven a grupos de hermanos, al igual que necesitamos muchas familias de acogimiento de urgencia porque con la llegada de pateras tenemos más menores no acompañados".

Romero ha resaltado que "aunque el acogimiento familiar se está potenciando por las administraciones, no es suficiente", puesto que reciben menores con "perfiles de todo tipo, si bien la gran mayoría vienen de familias desestructuradas", por lo que necesitan que haya una gran variedad de personas dispuestas a recibir a los jóvenes.

Precisamente para difundir su labor y hacer un llamamiento, Hogar Abierto realiza desde 2011 un calendario navideño "donde famosos o personalidades que estén vinculados con Málaga ofrecen su imagen para ayudarnos a difundir el acogimiento familiar, que más gente lo conoce pero no lo suficiente", ha precisado Romero.

"Es interesante que se conozca porque es la mejor manera de encontrar una bolsa de familias. Hay niños de todas las características y necesidades que mientras el banco de familia sea más grande pues más fácil es encontrar a familias más adecuadas para el niño", ha señalado.

ACOGIMIENTO FAMILIAR

La asociación, aunque también realiza tareas de intervención familiar, trabaja desde hace 21 años con el acogimiento familiar, cuyo fin es integrar al menor en un ambiente parental de manera temporal, a través de diferentes modalidades según las necesidades del joven.

"La familia acogedora hace la función de centro de protección antiguo y es como una familia puente hasta que el servicio de protección de menores decide, dadas las circunstancias, si el niño vuelve con su familia biológica", ha especificado.

Sin embargo, ha aclarado al respecto que "nunca una familia acogedora puede tener el objetivo de adoptar, porque entonces ya no es idónea", ya que este servicio "es el último eslabón: antes está el de familia extensa, abuelos o tíos que se hacen cargo del niño".

Romero ha detallado que la primera de esas modalidades, por tiempo de acogimiento, es la de urgencia, que dura seis meses y el menor tiene menos de siete años. En este caso la familia debe estar dispuesta a acoger al pequeño, que puede estar sano, enfermo o tener alguna necesidad especial y puede llegar cualquier hora y día de la semana.

El siguiente modelo es el acogimiento temporal, que puede durar un máximo de dos años y la familia "sí puede decidir el perfil de niño según cómo se vean preparados", ha precisado la coordinadora. "El objetivo de este acogimiento es que el niño vuelva a su familia biológica", ha insistido.

Por esto, cuando los servicios sociales determinen que esto es posible el menor abandonará la familia de acogida, que "va a intentar desdramatizar al niño su situación, va a intentar que el niño se integre, pues ya lo pasa bastante mal separándose de sus padres", ha detallado Romero.

Durante esos dos años el menor se reúne con su familia biológica periódicamente --una vez a la semana--, acompañado del equipo técnico, que tutela el avance del encuentro, pero si se determina que es mejor que no regrese se opta por el acogimiento permanente.

La familia acogedora en esta situación debe estar dispuesta a que el menor crezca con ellos hasta la mayoría de edad, ya que "a esa familia biológica de la que el niño ha tenido que salir no hay posibilidad de retorno ni a medio ni a largo plazo", ha resaltado la coordinadora.

Por este motivo, aunque se mantienen las visitas de los familiares biológicos una vez al mes "no se fomentan, porque el niño no va a irse, va a echar raíces" en su lugar de acogida, ha puntualizado Romero.

Por último, existe el acogimiento especializado, que es "muy importante porque el niño tiene unas características o ha pasado por unas circunstancias especiales que necesita que el acogedor tenga una formación específica: entonces ahí necesitaremos pues pedagogos, psicólogos, trabajadores sociales, del ámbito de la salud, enfermeros o médicos", ha explicado.

"Dependiendo de las características del niño, del déficit que tenga buscaremos ese acogedor que más se adecue a lo que él necesita, que debe tener una formación, una experiencia. También se considera especializado aquel grupo de hermanos que sean más de tres, porque no cualquier familia puede llevar a cabo un acogimiento de tres", ha continuado.

Hogar Abierto está habilitada como Institución Colaboradora de Integración Familiar por la Junta de Andalucía y desarrolla el Programa de Acogimiento Familiar de Menores, con financiación de la Junta de Andalucía, además de trabajar en distintos proyectos con el Ayuntamiento de Málaga.

Contador
Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial