La Junta, la Diputación de Málaga y ayuntamientos colaborarán para combatir la avispilla del castaño

Málaga.-La Junta, la Diputación y los ayuntamientos colaborarán con 115.000 euros para combatir la avispilla del castaño
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 09/05/2019 16:32:44CET

MÁLAGA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta y la Diputación de Málaga, junto con los ayuntamientos de las zonas afectadas por la avispilla del castaño, colaborarán para la adquisición urgente de más de 500 dosis del depredador biológico del insecto, con una inversión de 115.000 euros. La idea es que se suelte "lo antes posible", incluso este mismo mes de mayo.

Así lo ha explicado este miércoles el delegado de Agricultura de la Junta en Málaga, Fernando Fernández Tapia-Ruano, acompañado por la diputada provincial de Medio Ambiente, Marina Bravo, quienes también se han reunido con productores, cooperativas, organizaciones agrarias y alcaldes para explicarles la situación creada.

La mayoría de las dosis se soltarán en la Serranía de Ronda, en el Valle del Genal, en la zona del Guadiaro, en Sierra de las Nieves (Tolox, Yunquera) y en el municipio axárquico de Canillas de Albaida, en donde el año pasado también aparecieron castaños afectados, incluyendo también actuaciones puntuales en localidades como Ojén e Istán.

La "dejadez y falta de previsión del anterior Gobierno socialista en Andalucía ha estado a punto de destruir la economía de los productores y propietarios de uno de los espacios naturales más valiosos de nuestra provincia", como es el Valle del Genal, según ha criticado el delegado, a través de un comunicado.

Además, ha lamentado que el anterior Gobierno andaluz "cesó en sus responsabilidades sin haber comprado las dosis del depredador biológico que se suelta para luchar contra la avispilla del castaño, y no sólo eso, sino que ni siquiera se había incoado el correspondiente expediente económico administrativo para poder hacerlo".

Fernández Tapia-Ruano ha afeado la "clara mala fe" de los anteriores responsables de Medio Ambiente, "que a través de informaciones de prensa el 17 de enero de 2019 anunciaban que se iban a duplicar las dosis para este año, cuando sabían que era algo imposible porque ni habían tramitado el expediente ni habían reservado las dosis necesarias y cuando ya no podían llevarlo a cabo, porque acababa de tomar posesión el nuevo presidente andaluz", ha recordado.

"Se marcharon sin iniciar siquiera los trámites para la compra del organismo de control biológico, se comprometieron a algo que no podían cumplir, porque no había ninguna reserva a la empresa suministradora única para Andalucía e hicieron creer a los productores no ya que el asunto estaba arreglado para 2019, sino que además se iban a duplicar las dosis", ha precisado el delegado.

Fernando Fernández Tapia-Ruano ha explicado que cuando el actual Gobierno andaluz asumió sus funciones "nos dimos cuenta de que no había nada preparado", por lo que se inició un expediente administrativo de urgencia para la adquisición de las dosis, aunque éste quedó paralizado porque la Intervención General de la Junta de Andalucía denegó el procedimiento, "al entender que no cumplía los requisitos de urgencia dado que era un expediente que se venía tramitando de forma regular los últimos años".

Ante la imposibilidad de atender por la vía de urgencia la compra de las dosis, la Junta de Andalucía ha impulsado un acuerdo de colaboración con la Diputación y los ayuntamientos afectados de la zona para poner a su disposición "cuanto antes" este método de control de plagas.

En este sentido, la Diputación será la encargada de adquirir las dosis del depredador biológico contra la avispilla del castaño, colaborando económicamente y sufragando también a los ayuntamientos afectados el dinero que éstos tengan que adelantar.

"Quiero agradecer la colaboración imprescindible de la Diputación para desatascar y desbloquear este penoso asunto creado por la falta de previsión del anterior Gobierno", ha afirmado el delegado.

Fernando Fernández Tapia-Ruano ha indicado que la Junta de Andalucía ha empezado ya a preparar la adquisición de las dosis del año próximo "y vamos a seguir trabajando también para pedirle al Gobierno central que cambie su posición y que permita que lo que ahora es una suelta experimental sea una suelta masiva, que es lo que vienen reclamando los productores y los alcaldes de la zona".

Por su parte, la diputada provincial de Medio Ambiente, Marina Bravo, ha mostrado la disposición de la Diputación a colaborar dado que "los municipios pequeños son la razón de ser de una Diputación".

Al mismo tiempo ha criticado la falta de planificación del anterior Gobierno socialista dado que el depredador biológico que se necesita adquirir "no se trata de algo que se pueda comprar en cualquier parte, se trata de algo que hay que producirlo y que necesita de varias autorizaciones previas, por lo que era algo que tenía que haberse hecho con meses de antelación para que la empresas pudiera encargarlo en el extranjero".

Bravo ha explicado que la Diputación ya ha encargado las dosis necesarias y que serán también los técnicos del ente supramunicipal los que lleven a cabo el tratamiento en las zonas de castaño de la provincia, dado que están autorizados para llevar a cabo tratamientos fitosanitarios.

El año pasado la suelta del depredador se llevó a cabo el 11 de mayo, según ha explicado Bravo, quien ha precisado que este año "nuestra intención es hacerlo lo más rápido posible, empezando si es posible este mismo mes de mayo".

El SECTOR PIDE UNA MESA DE REPRESENTANTES

UPA, Asaja, COAG y cooperativas del sector han pedido a través de una nota de prensa que se depuren responsabilidades y que se cree una amplia mesa de trabajo donde estén representados la administración, los sindicatos agrarios, los agentes económicos y las alcaldías, que analice el seguimiento de la plaga, sus consecuencias y plantee soluciones, "para que esta situación no se repita en el futuro".

Las asociaciones han explicado que los castañicultores del Valle del Genal y de la Sierra de las Nieves, unas 1.500 familias, "sufren desde hace cinco años una terrible plaga de origen asiático", la avispilla del castaño, que "está mermando su producción y que amenaza con reducirla en más de un 80 por ciento en las próximas campañas", han señalado en un comunicado.

Asimismo, han lamentado que "ya es un poco tarde" para la suelta del depredador de la avispilla y que las 670 dosis (134.000 individuos de Torymus) que estaban comprometidas con el sector para este año por el anterior delegado de Medio Ambiente "no fueron reservadas a la empresa suministradora ni en su momento ni por el actual delegado".

Por todo ello, desconfían de si la Junta encontrará dosis de Torymus y, en caso afirmativo, han señalado que "el retraso en las sueltas, unido a su bajo número, reducirá la eficacia de esta medida", por lo que han afirmado sentirse "abandonados".

Contador
Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial