Publicado 25/06/2021 13:50CET

Junta y Diputación de Málaga inciden en la necesidad de buscar nuevos mercados: "No podemos jugarnos todo a una carta"

Archivo - Llegadas de británicos al aeropuerto de la capital de la Costa del Sol, después de que Reino Unido imponga una cuarentena a todos los viajeros procedentes de España. En Málaga (Andalucía, España), a 27de julio de 2020.
Archivo - Llegadas de británicos al aeropuerto de la capital de la Costa del Sol, después de que Reino Unido imponga una cuarentena a todos los viajeros procedentes de España. En Málaga (Andalucía, España), a 27de julio de 2020. - Álex Zea - Europa Press - Archivo

Marín señala que la llegada de británicos a Baleares era lo previsible: "Después irá Canarias y luego el resto del país"

MÁLAGA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local, Juan Marín; y el presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo y Planificación Costa del Sol, Francisco Salado, han incidido en la necesidad de buscar nuevos mercados para no tener que depender, mayoritariamente, del turismo británico.

Así lo han señalado este viernes durante sus intervenciones en el Foro Conversa organizado por la Cadena SER en Málaga. Marín ha reiterado que el anuncio del Gobierno de Boris Jhonson no ha sido una sorpresa y ha lamentado que el Gobierno central "no haya hecho ninguna negociación porque no tiene embajador en este país", en referencia a la falta de este diplomático español en Reino Unido.

"Ayer se anunció lo que sabíamos, al menos los que nos hemos preocupado. Que probablemente en la primera quincena de julio podamos recibir a británicos en España. Esto no va de comunidades autónomas. Una cosa es abrir Baleares, Canarias, donde es más fácil y controlable la pandemia y los países miembros irían en función de criterios más estrictos según la situación sanitaria. Pero no va a abrir Cataluña o Valencia; lo hará todo el país o no lo hará. Eso es lo que se nos transmitió y se está cumpliendo", ha explicado.

Marín ha subrayado que Andalucía no puede jugarse "todo a una carta y eso ha hecho Turismo Andaluz, con acuerdos de comarketing con aerolíneas, con turoperadores, etcétera. Esto ha permitido que se tenga actualmente "un nivel de ocupación muy superior a otros destinos competidores".

En concreto, un 28,6 por ciento de las reservas tienen Andalucía como destino; el 18,2 por ciento, a Baleares y el 16 por ciento, a Canarias. "Se ha hecho un buen trabajo de posicionamiento de la marca cuando tenemos esos datos. No es fruto de la casualidad. Lo hemos hecho con los profesionales, no solo desde las instituciones", ha enfatizado el vicepresidente andaluz.

También se está incrementando el número de bonos turísticos. Por ejemplo, en el caso de Málaga hace 15 días la media era de 70 a la semana y esta última semana han sido, según Marín, 864; o la llegada de cruceros, con 136 confirmados este verano, 70 al puerto de Málaga, ha añadido.

"Son cifras para invitar al optimismo. Dependemos más de un 65 por ciento de nuestra facturación del turismo nacional", ha incidido, al tiempo que ha recordado que a los andaluces, además, "cada vez les gusta más conocer Andalucía".

SALADO: OPTIMISTA EN LA RECUPERACIÓN

En la misma línea, Salado ha informado de que desde la empresa pública Turismo y Planificación Costa del Sol se trabaja en la fidelización del turista y en una estrategia para no depender tanto del turista británico: "Hoy es la pandemia, la seguridad, el 'Brexit'... Reino Unido es complejo". "Permítanme la expresión, no podemos tener todos los huevos en el mismo cesto porque perder 700.000 turistas en verano puede crear un agujero importante", ha reseñado.

Ha admitido que retrasar tres semanas más la llegada de viajeros de Reino Unido sin que tengan que hacer una cuarentena al volver a su país supondrá la pérdida "de un número importante" de turistas británicos: "Llegarán menos que en 2019 pero más que en 2020. La mejor estrategia que podemos tener es la vacunación y vamos a convencerles de que vengan cuando tengamos un grado de incidencia muy bajo y una vacunación óptima".

Sí ha mostrado preocupación por la "relajación que está habiendo". "El virus está aquí, la vacunación va mejor que nunca pero los contagios no están bajando al mismo ritmo. Hay más movilidad, nos hemos relajado, la tasa de contagio de jóvenes es preocupante --ha dicho en referencia a los contagios en viajes de fin de estudios-- y eso nos perjudica a todos", ha subrayado.

Pese a ese retraso en la llegada de viajeros, Salado se ha mostrado seguro de que la Costa del Sol se va a recuperar: "Somos un destino muy potente y la recuperación que esperábamos en julio y agosto se va a retrasar porque faltan los británicos pero somos optimistas".

En este punto, ha recordado que el principal emisor para la Costa del Sol es el mercado nacional. "No pensábamos que tendríamos un 60 o 70 por ciento de ocupación y si no vienen los británicos vendrán otros; vamos a ser optimistas", ha reiterado.

Así, ha recalcado la necesidad de buscar esos nuevos destinos para diversificar y ha considerado que la celebración de la Solheim Cup en 2023 será u marco "idóneo" para promocionarse en un mercado "al que no terminamos de llegar, con un número de turistas enorme que podemos captar, como es el americano y su entorno: México, Canadá...". En este sentido, se mantendrán reuniones para reactivar a este turista americano "sin desdeñar no se quiera pasar de cero a 100 en dos segundos porque te estrellas".

PLAN ESPECIAL PARA EL TURISMO

Salado ha pedido al Gobierno central que pese al incremento de los ingresos de las empresas turísticas por la paulatina recuperación se deben ir adoptando medidas: "No podemos cometer el error que porque les lleguen ingresos no tienen que aprobarse ayudas directas o indirectas".

En este sentido, ha aludido a una reciente reunión con el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, al que le trasladó que "no se puede dejar volar solas a las empresas; necesitan ayuda directa y le dije que los 1.000 millones son insuficientes".

El también presidente de Turismo Costa del Sol, quien ha pedido a Marín más espacio en las ferias turísticas para el destino Málaga, tal y como le trasladan los profesionales debido al volumen de este destino, ha reiterado que el sector turístico necesita un plan especial.

"Hay que trabajar en esa línea porque las empresas tienen dos tareas: hacer solventes sus negocios y con esos beneficios tapar pérdidas y boquetes. Y en medio tienen que modernizarse, para dar calidad, ser competitivos y si tienes que ir tapando deudas con tus beneficios tienes que frenar la modernización y por eso se necesitan ayudas", ha relatado. También ha solicitado al Gobierno que baje el IVA turístico de forma coyuntural hasta que se recupere el sector.

Contador

Para leer más