La Junta insiste a los taxistas en que las presiones no sirven y subraya que hay que tener "garantías jurídicas"

Actualizado 30/09/2014 15:42:35 CET
Taxis en el aeropuerto Málaga-Costa del Sol
Foto: EUROPA PRESS

MÁLAGA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El delegado territorial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Manuel García Peláez, ha lamentado la convocatoria de un calendario de movilizaciones por parte de los taxistas de la capital ante el conflicto por el reparto de la clientela del aeropuerto y les ha recordado que la aplicación de los acuerdos adoptados el pasado mes de febrero "requiere su tiempo" y una serie de "garantías jurídicas". Por ello, ha reiterado que, por mucho que se presione, "no va a servir para nada" porque "no vamos a avanzar más".

   García Peláez ha insistido este martes en que es necesario tener "todas las garantías jurídicas" para que los decretos salgan de manera que nadie pueda recurrirlos y "echarlos para atrás". En suma, tal y como ya dijo recientemente, no se pueden modificar las fechas "hasta no tener todas esas garantías".

   Ha subrayado que desde la Consejería de Fomento y Vivienda se están cumpliendo los acuerdos: "estamos trabajando de una manera comprometida en buscar una solución a este tema, de modo que sirva para los ciudadanos y dé garantías a todos los taxistas de la provincia de Málaga y, en algunos casos, también de Andalucía".

   Respecto al área de prestación conjunta para el área de influencia del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, el delegado apuntó que se había contratado a una consultora, que ha elaborado una serie de estudios, entrevistándose, además, con los diferentes ayuntamientos para darles a conocer la propuesta. Ya entonces reconoció que había dificultades con los consistorios porque "no están colaborando".

   Mientras tanto, se está trabajando también para "tener garantías jurídicas" en lo que se refiere a la aplicación de la reciprocidad modulada, paso previo al área de prestación conjunta y que requiere introducir una medida transitoria en el polémico decreto 11/85.

   La aplicación de este principio, por un plazo de dos años revisable, permitiría a los taxistas de la capital la recogida precontratada de viajeros en aquellos municipios cuyos profesionales presten servicio en el aeropuerto, el puerto y la estación de trenes María Zambrano.

   En cuanto al intrusismo, el acuerdo contemplaba dos medidas para evitarlo. Así, desde la Junta se está trabajando en un decreto ley para inmovilizar en el acto aquellos vehículos no provistos de autorización en el aeropuerto, lo que requiere la modificación del artículo 45 de la Ley 2/2003 de Ordenación de los Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía.

   También se incluye el control telemático de la entrada de vehículos precontratados en el recinto aeroportuario, para lo que es necesario llegar a un acuerdo con la dirección del aeropuerto y realizar la correspondiente obra, que ya cuenta con el presupuesto por parte de la Administración regional.

TAXISTAS

   Ante la falta de solución al conflicto por el reparto de la clientela del aeropuerto, los taxistas de la capital acordaron este pasado lunes en asamblea sectorial convocar paros desde las 10.00 a las 12.00 horas los martes, tanto en el aeródromo como en el resto de la ciudad, y huelga durante toda la jornada los días 24 y 31 de diciembre y 5 de enero.

   Si el sector no recibe una respuesta positiva por parte de la Junta de Andalucía, las protestas continuarán al menos hasta el próximo verano. De hecho, en enero volverá a reunirse la asamblea sectorial del taxi de Málaga capital para concretar el calendario de movilizaciones hasta la época estival, que, inicialmente, contemplaría la convocatoria de huelgas de 24 horas durante Semana Santa y la Feria de Agosto.

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial