Málaga.- Sindicatos dicen que la muerte del joven en la obra de un colegio "era evitable" y piden que actúe la Fiscalía

Actualizado 26/06/2007 15:53:47 CET

MÁLAGA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CC.OO. y UGT aseguraron hoy que la muerte del joven de 22 años que falleció ayer sepultado, por un forjado que se desplomó en un colegio en construcción en el barrio de Colonia Santa Inés "era absolutamente evitable", por lo que reclaman que la Fiscalía "actúe inmediatamente" para que las empresas "cumplan la Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

Así, el secretario general de CC.OO. en Málaga, Antonio Herrera, indicó a los periodistas, durante la concentración que llevaron a cabo hoy por este accidente mortal, que "una muerte que se ha podido evitar y no se ha evitado es un homicidio imprudente, lo que significa que hay responsables que están en la calle".

Herrera achacó este hecho a "la lentitud" de la Administración Laboral y la de Justicia "que no actúan con celeridad, cuando este accidente, que es el séptimo en lo que llevamos de año, se ha producido porque se incumple la Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

En este sentido, el dirigente sindical afirmó que esta actuación "les hace cómplices de este hecho, por lo que exigimos que el peso de la ley recaiga de manera rápida sobre aquellos empresarios que no cumplan las medidas de seguridad".

De igual modo, apuntó que la Junta de Andalucía "debería de hacer un seguimiento de las obras que ellos contratan para comprobar que se cumplen las medidas en esta materia".

"Lo que no puede ser es que la preocupación de la Delegación Provincial de Educación sea que el colegio esté terminado en septiembre, y no que se cumplan dichas medidas de seguridad", subrayó Herrera.

Por su parte, el secretario general de UGT-Málaga, Manuel Ferrer, destacó que este hecho "es una responsabilidad de la Administración en la subcontratación de su obra".

Explicó que "no se puede empezar tarde y querer terminar en septiembre, porque la sensibilidad de la muerte de un trabajador está por encima de que una obra se termine a tiempo".

Asimismo, Ferrer subrayó que tanto los sindicatos, como la Administración, la Justicia y los empresarios "tenemos ya que ponernos a trabajar en conjunto para terminar con esta lacra, porque no se puede hacer la callada por respuesta".

De hecho, criticó que la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) "no diga nada de las malas empresas que rescinden en la seguridad para ahorrar dinero, un beneficio de algunos que es ilegal e inmoral".

A este respecto, manifestó que las empresas tienen que dejar de "especular con la vida de los trabajadores, además de que la Administración tiene que cumplir la ley y hacer que se cumpla".

Además de una muerte, el incidente causó otros tres heridos, también operarios de la construcción de entre 25 y 60 años, que resultaron lesionados de diversa consideración como consecuencia del derrumbe de la primera planta del colegio.

Uno se lesionó en la pierna izquierda; otro presentaba dolores abdominales y el tercero molestias en el pecho. Uno de ellos fue trasladado al Hospital Carlos Haya y los otros dos al Clínico Universitario, donde ya han sido dados de alta, ya que no revestían gravedad, según indicaron a Europa Press desde ambos centros hospitalarios.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial