Actualizado 15/06/2007 19:56 CET

Málaga.- Tribunales.-Fiscal cree que un letrado y dos imputados más encargaron por 6.000 euros el crimen de un vigilante

MÁLAGA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal estima que tres imputados en la muerte de un vigilante nocturno, encontrado muerto en octubre de 2004 en una urbanización de Rincón de la Victoria (Málaga), encargaron al primer detenido por este caso llevar a cabo el crimen por la suma de 6.000 euros, según el escrito al que tuvo acceso Europa Press. Uno de los imputados es el abogado que representaba a la familia de la víctima en el primer juicio que se iba a celebrar por este caso y que fue suspendido tras la detención del letrado.

Así, en la vista celebrada hoy dentro del procedimiento del Tribunal del Jurado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga, que investiga el caso, para concretar imputaciones, el representante del ministerio consideró que los hechos constituyen un delito de asesinato, que atribuyó a los cuatro imputados, mientras que al letrado le achaca, además, un delito contra la administración de la justicia, por, presuntamente, intentar "influir" en personas que fueron consideradas testigo inicialmente.

El fiscal entiende que Yuneo L.C., contra el que ya se realizó escrito de acusación y que permanece en prisión, "se prestó a matar" a la víctima "asumiendo el encargo que se le hacía por parte de los otros acusados, quienes le prometieron pagar el acto contra la vida". El pago de la cantidad pactada, según la acusación pública, "se ha venido desarrollando fraccionariamente en el tiempo".

En este punto, sostiene, según el escrito, que el letrado imputado, Martín Eliseo R.B, también encarcelado aún, "ha satisfecho, al menos, la suma de 6.000 euros, sin perjuicio de que había comprometido pagar otros 4.500 cuando es detenido", mientras que Yuneo L. estaba ya en prisión, "utilizando a la madre de éste como depositaria del dinero con el que se afrontaba el pago del servicio".

Además, considera que hay indicios de que "parte de las cantidades abonadas lo son de los otros dos acusados", Luis F.R. y José M.H.J., personas "con enemistad reconocida con el fallecido y ávidas de vengar ciertos ataques sufridos" por parte de la víctima. En la vista, la acusación particular se adhirió a lo manifestado por el fiscal; mientras que las defensas se opusieron.

Así, los letrados pidieron, según dijeron a Europa Press fuentes judiciales, el sobreseimiento de la causa respecto a sus defendidos, salvo en el caso de Yuneo L., cuya defensa solicitó la práctica de pruebas como la testifical de la que fuera anterior compañera sentimental de su cliente; la ampliación de la prueba de ADN y que se concluya la investigación de la Guardia Civil respecto a las llamadas telefónicas.

El abogado del letrado imputado, que dijo que no se le había dado traslado de todas las actuaciones, solicitó la puesta en libertad "de inmediato" de su defendido y anunció la recusación contra la jueza instructora, tras la presentación de una denuncia, según señalaron distintas fuentes.

Respecto a los otros dos imputados, también se solicitó el archivo de la causa por considerar que la imputación se basa en "conjeturas" y en el caso de uno de ellos, su defensa pidió que por parte del centro penitenciario de Málaga se aporte un informe sobre la "enemistad" entre su cliente y el primer detenido.