Actualizado 23/08/2018 13:24 CET

Los malagueños ven el déficit industrial como la característica más desfavorable de la economía provincial

Jacobo Florido
DIPUTACIÓN DE MÁLAGA - Archivo

MÁLAGA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los malagueños señalan el déficit industrial como la característica más desfavorable de la economía provincial, por lo que es el único sector productivo que suspende en el Barómetro Provincial 2018 de la Fundación Madeca de la Diputación, con el turismo, el comercio y la agricultura como principales fortalezas.

De hecho, el desarrollo de la industria turística recibe una nota de 7,53 puntos sobre 10; el de comercio y servicios, un 6,72; agricultura, un 5,87; mientras que pesca y ganadería, con un 5,59, y el de tecnología, con un 5,1, cierran la lista de los aprobados. La citada industria alcanza únicamente un 4,49, según ha señalado el diputado de Desarrollo Económico y Productivo y responsable de Madeca, Jacobo Florido.

Esta conclusión de la tercera entrega del estudio estadístico de 2018 es coherente con los últimos datos facilitados por Analistas Económicos de Andalucía (AEA), fechados el pasado julio, que señalan que el empleo industrial es el único que ha decrecido en la provincia en el primer trimestre del año (-6,5 por ciento). La última Encuesta de Población Activa (EPA) también confirma este extremo.

En una valoración repartida entre las diferentes comarcas malagueñas, el sector industrial recibe la nota más baja en todas ellas y sólo aprueba en Antequera (5,08) y Guadalteba (5,03). El tecnológico es el otro que peores registros presenta, con suspensos en Axarquía, Ronda, Sierra de las Nieves y Guadalhorce; y en las demás, aunque aprueba, no sobrepasa el 5,37 cosechado en Antequera.

El diputado ha añadido que, sin embargo, "no es el sector industrial el que más inversiones necesitaría a juicio de los encuestados", sino que es el segundo (16,7 por ciento) de los malagueños), por detrás de la agricultura (23 por ciento del total). El tecnológico es el tercero (15,3 por ciento). Turismo y pesca y ganadería cierran las preferencias.

LOS JÓVENES PREFIEREN EL TURISMO

Por tramos de edad, destaca el hecho de que los más jóvenes (entre 18 y 29 años) consideran que debe ser el turismo, --el sector líder provincial que supone el 20 por ciento del empleo provincial con casi 130.000 ocupados-- el que más inversiones reciba para su desarrollo por parte de las administraciones.

En segundo lugar sitúan la agricultura, que ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años debido sobre todo al empuje de las exportaciones; y en tercero, al tecnológico.

Los demás grupos de edad (30-44, 45-64 y más de 65 años) coinciden en que el sector más beneficiado por las instituciones públicas debe ser la agricultura, seguido de la industria, con el turismo como tercera opción.

"Los malagueños son conscientes de que el turismo es el sector básico, pero también apuestan por el agroalimentario, la industria y la tecnología", ha destacado Florido de las principales conclusiones de esta tercera y última entrega del Barómetro Provincial 2018 de la Fundación Madeca de la Diputación.

VALORACIÓN DE LA DIPUTACIÓN

Por otra parte, el estudio demoscópico recoge una mejora de la percepción de la Diputación Provincial como institución principalmente dedicada al fomento de las infraestructura (carreteras, movilidad, turismo) y apoyo a los municipios, según ha destacado Florido.

Así, los encuestados destacan el papel de la institución provincial como impulsora de las infraestructuras (30,6 por ciento) y de apoyo general a los municipios (28,8 por ciento), además del desarrollo y la productividad (16,5 por ciento) y los servicios sociales e igualdad (6 por ciento).

Proyectos como el Caminito del Rey, la Senda Litoral, la mejora de las carreteras de titularidad provincial, la marca agroalimentaria 'Sabor a Málaga' o el centro de innovación social La Noria han influido en esta realidad que recoge el Barómetro Provincial 2018.

Este estudio estadístico, efectuado a partir de 3.003 entrevistas con un trabajo de campo realizado mediante encuesta telefónica asistida por ordenador, recoge por segundo año consecutivo la realidad demoscópica "con datos muy útiles no sólo para conocer bien a la población malagueña, sino para que todas las instituciones públicas puedan orientar mejor su acción de gobierno", ha explicado Florido.

El muestreo es estratificado y polietápico, mediante un procedimiento aleatorio, simple y sistemático, con selección de individuos realizada mediante afijación proporcional de cuotas cerradas de edad y sexo. El error muestral es del 1,1 por ciento.