Médicos de la UCI enseñan este domingo en la playa de la Misericordia de Málaga cómo realizar una RCP y usar el DEA

Publicado 19/07/2019 17:00:52CET

MÁLAGA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Médicos intensivistas malagueños miembros de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (Samiuc) así como otros profesionales sanitarios del ámbito de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y Emergencias (061) ofrecen a la población de su entorno este domingo 21 de julio formación sobre Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) Básica y uso del Desfibrilador Automático Externo (DEA) en la playa de la Misericordia de Málaga.

Así, en la citada playa, junto a Diputación, a partir de las 12,00 tendrá lugar esta actividad promovida por la Asociación de Expacientes de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Expaumi) en colaboración el Ayuntamiento de Málaga, la Delegación Provincial de Salud (061 Provincial) y la Fundación Luis Portero García.

La XVII edición de este año consta de dos sesiones (celebradas el domingo 7 de julio en la Playa de El Dedo y la del próximo domingo 21 en la de La Misericordia) en las que se recrean "tres situaciones muy comunes que se pueden dar en un ambiente vacacional y que precisan de una rápida actuación: un ataque cardiaco a una persona que esté disfrutando de un día de playa, ahogamiento de un bañista o atragantamiento por comida", según ha recogido en un comunicado Samiuc.

Estos simulacros han sido diseñados con el fin de "mostrar y ejercitar cómo ha de desarrollarse la 'cadena de la vida'". Esta cadena contempla valorar la respuesta o grado de conciencia y de respuesta de la víctima, avisar al Servicio de Emergencias (061), realizar la RCP Básica (en la que puede jugar un papel esencial cualquier persona con nociones básicas de reanimación), aplicación de un DEA cercano al lugar del evento e intervención del Soporte Vital Avanzado y traslado del paciente al hospital de referencia.

En los casos de parada cardiaca súbita extratrahospitalaria, la trascendencia de la atención inicial "se pone de manifiesto al considerar que la supervivencia puede ser superior al 60%, ya que con una atención adecuada se puede evitar un 35% de fallecimientos y un 18% de lesiones secundarias por la hipoxia sufrida por el cerebro".

De este modo, Samiuc ha apuntado a que "la precocidad ó actuación inicial en los primeros tres minutos es el factor más importante relacionado con la expectativa de supervivencia".

Además, durante el verano es "frecuente la concentración de niños, jóvenes y adultos en las playas", por lo que todos los especialistas coinciden en que "es muy importante que los diferentes grupos poblacionales aprendan a mantener la 'cadena de la vida', reforzando los tres primeros eslabones ante situaciones en las que puedan ser testigos como ahogamientos o semiahogamientos, atragantamientos, golpes de calor, ataques del corazón, intoxicaciones en fiestas juveniles o accidentes de moto".

Las medidas de Reanimación Cardio-pulmonar (RCP) Básica o Soporte Vital Básico (SVB) y uso de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) son de "muy fácil aprendizaje" y pueden "ser aplicadas correctamente por cualquier persona sin ningún tipo de formación médica previa". "El que se haga o no, de modo inmediato puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte", ha defendido Samiuc.

Esta acción se ve facilitada en la actualidad "con el aumento de la disponibilidad de DEA en sitios con afluencia importante de público" (como son los centros de las ciudades, polideportivos, centros educativos, comerciales, centros sociales, lúdicos o transporte público, restaurantes) en Málaga capital, para lo cual "es necesario contar con las nociones básicas necesarias para saber cómo intervenir ante una parada cardiaca súbita".

Junto con mensajes de actuación en estas tres situaciones de emergencia se difunden medidas de prevención para evitarlas, ha concluido Samiuc.

Contador
Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial