Publicado 25/04/2016 17:18CET

Podemos pide a la Junta que active el plan especial de vivienda de La Palmilla

MÁLAGA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de Podemos Andalucía ha presentado una proposición no de ley en la Cámara autonómica por la que reclama a la Junta de Andalucía que active el plan especial de vivienda del barrio La Palmilla, en Málaga, cuando ha criticado que "está paralizado desde el 2009".

Según informa Podemos en una nota de prensa, el parlamentario Juan Antonio Gil ha visitado este lunes la zona, donde ha presentado la iniciativa que pretende combatir una realidad en la que "hay bloques que llevan apuntalados más de 20 años con el consiguiente peligro de derrumbe que eso supone".

Ha explicado que la iniciativa "trata de rescatar del olvido un Plan Especial que ya fue aprobado en el 2009 y que suponía una inversión de 80 millones de euros, de los que 60 iban a ser aportados por la Junta y 20 por el Ayuntamiento". "Precisamente el desencuentro entre ambas instituciones es lo que ha llevado a la paralizado la ejecución de las actuaciones previstas", ha lamentado.

Como ha señalado Gil, son unos 30 bloques los afectados por esta situación, lo que se traduce en unas 600 viviendas en la que viven más de 2.000 personas. "Todos fueron construidos a principios de los años 60 y desde entonces no se ha realizado ninguna actuación en ellos", ha censurado el dirigente de Podemos, quien ha advertido que "además del apuntalamiento, tienen graves deficiencias en unas instalaciones eléctricas obsoletas y ninguno cuenta con ascensor".

De esta manera, ha anunciado que van a iniciar ya los contactos con otras fuerzas políticas de cara al debate de esta iniciativa que será el próximo día 4 de mayo, de forma que puedan conseguir los apoyos necesarios para sacarla adelante.

Por otra parte, el parlamentario de Podemos ha recordado que las medidas relativas a la vivienda son un primer paso en este barrio, que deben venir acompañadas con otras de carácter social, pues se trata, como ha indicado, de una zona "azotada por la pobreza con un 70 por ciento de paro y sumergida en una espiral de marginalidad de la que es muy difícil salir". De ahí que Gil haya insistido en la necesidad de poner en marcha planes de inserción social "para acabar con esa situación".

Para leer más