Actualizado 13/12/2021 11:12 CET

La Policía Local de Málaga interviene un perro abandonado en condiciones insalubres en la azotea de un bloque okupado

Situación en la que se encontraba la azotea del edificio en la que había un perro en condiciones de abandono e insalubridad
Situación en la que se encontraba la azotea del edificio en la que había un perro en condiciones de abandono e insalubridad - POLICÍA LOCAL DE MÁLAGAM

MÁLAGA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Policía Local de Málaga han intervenido un perro, un pastor belga malinois, que se encontraba en situación de abandono e insalubridad en la azotea de un bloque, que, al parecer, se encuentra okupado.

Nada más tener conocimiento de la situación del animal, agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona) de la Policía Local de Málaga se desplazaron hasta el lugar, concretamente en la calle Segismundo Moret, intentando llevar a cabo la inspección del bloque en varias ocasiones hasta terminar entrando aprovechando el acceso de moradores, tras lo que se dirigieron hacia la azotea.

Los policías locales comprobaron que no había ningún sistema de seguridad de entidad suficiente para evitar la sustracción o escape del animal, observando como en dicha azotea se hallaba un perro de raza pastor belga malinois en una situación contraria al bienestar animal, con condiciones de insalubridad, comida en descomposición, agua escasa y en mal estado, sin protección adecuada a las inclemencias del tiempo, con heces y orines y con numerosos objetos cortantes y punzantes que pudieran ocasionar lesiones al animal o ser engullidos por el mismo por error.

A todo ello se le sumaba que el perro llevaba puesto un collar de castigo, prohibido por la ordenanza de bienestar y protección animal, para intentar evitar con él los ladridos y molestias vecinales.

El animal, que se encontraba en aparente buen estado de salud, no poseía microchip identificador, y dado que ningún vecino del edificio manifestaba ser ni conocer al responsable o propietario del mismo, los policías locales del Grupona procedieron a su incautación y traslado al Centro Zoosanitario Municipal, encontrándose actualmente en investigación la localización de su propietario para la corrección de las infracciones cometidas.