Publicado 11/11/2020 17:07CET

Una quincena de jóvenes con discapacidad intelectual se forman este curso en la Universidad de Málaga

Foto de archivo de un curso para formar a personas con discapacidad en perfiles tecnológicos del PTA, Fundación ONCE e Inserta Empleo
Foto de archivo de un curso para formar a personas con discapacidad en perfiles tecnológicos del PTA, Fundación ONCE e Inserta Empleo - PTA - Archivo

MÁLAGA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una quincena de jóvenes con discapacidad intelectual se formarán en la Universidad de Málaga (UMA) durante el curso académico 2020-2021, en el marco de la IV edición del programa Unidiversidad, impulsado por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo.

Las clases comienzan esta semana y se prolongarán hasta el mes de junio de 2021 en el curso 'Técnico auxiliar en entornos culturales', que proporcionará a los alumnos herramientas para desenvolverse con soltura en trabajos relacionados con la cultura, además de habilidades sociales, emocionales y laborales.

Concretamente, el título ofrecerá formación en habilidades sociales y emocionales, así como en patrimonio cultural, mediante asignaturas tales como Estrategias de aprendizaje/entrenamiento cognitivo, Comunicación oral, Museología y museografía o Historia del arte contemporáneo, entre otras. Además, habrá un módulo eminentemente práctico.

En su IV edición, el Programa Universidad cuenta con la participación de 23 universidades, que formarán a unos 400 jóvenes con discapacidad intelectual en aspectos relacionados con la mejora de sus habilidades sociales y laborales, según ha informado la Fundación ONCE en un comunicado.

Esto hace que sean ya alrededor de 1.200 los beneficiarios que han participado en el programa Unidiversidad impulsado por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo. Según los datos de la primera edición, uno de cada cuatro participantes consigue un contrato al finalizar su formación.

Durante la IV edición de esta iniciativa participarán 23 universidades españolas con cursos que formarán a un mínimo de 15 y un máximo de 18 alumnos cada uno. El objetivo principal de este programa es implicar a las universidades, como agentes decisivos en la inclusión social, en la formación de jóvenes con discapacidad intelectual, cuyo acceso a la educación superior resulta aún insignificante.

Actualmente no hay datos estadísticos de personas con discapacidad intelectual en la educación superior y su presencia se limita a casos aislados, han puntualizado. A nivel global, las personas con discapacidad sólo están representadas en un 1,7 por ciento en los estudios universitarios de grado y el porcentaje es aún inferior cuando hablamos de estudiantes de máster, posgrados o doctorados.

Así, solamente entre el cinco y seis por ciento de las personas con discapacidad tienen estudios universitarios hoy en España, a pesar de que la Estrategia Europea 2020 habla de un horizonte del 40 por ciento.